viernes, agosto 31, 2018

Klein Matterhorn, el teleférico más alto de Europa

En el última viaje que hice a Suiza conseguí alcanzar la cota de más altitud en la que he estado: los 3.883 metros del Klein Matterhorn, el hermano pequeño del Matterhorn o más conocido como Cervino.

Comentar que no tuve que hacer mucho esfuerzo para ello ya que el teleférico te sube hasta casi esa cota y ya solo queda subir un ascensor y unas escaleras para alcanzar el pico dónde hay instalado un estupendo mirador de la altas cumbres de alrededor.

Este teleférico sale desde Zermatt (1.608m) y pasando por las estaciones intermedias de Furi, Aroleid, Scharzsee, Furgg y Trockener Steg llega hasta el Klein Matterhorn, el punto más alto de Europa donde se puede llegar mediante el uso de teleféricos.

Nosotros al subir hicimos breves paradas en las estaciones de Scharzsee y Trockener Steg más que nada para ir aclimatándonos un poco a la altura ya que a casi 4000 metros no es infrecuente encontrarse con gente sufriendo mal de altura. Nosotros no tuvimos ningún problema.

Mientras subíamos encontramos un montón de gente que subía con tablas de snowboard y esquís ya que en la cima hay pistas de esquí que permanecen abiertas ininterrumpidamente todo el año en perfectas condiciones. No es vano el lugar al que vamos se le conoce como "Glacier Paradise".

Al llegar a la última estación entras en un túnel que te saca a la cara sur de la montaña. Antes de salir hacia allí subimos al mirador que he comentado antes con estupendas vistas del Cervino, el Mont Blanc, el Monte Rosa o el Breithorn, un pico de más de 4000 metros y fácilmente accesible mediante un paseo, eso sí, siempre que se vaya con el material adecuado.

Cervino

Breithorn

Nosotros hicimos un breve trekking por la nieve pero sin subir al Breithorn ya que como he dicho para hacerlo es necesario llevar camprones, piolets e ir encordado para ascender la última pala. Algunas personas que nos cruzamos nos tildaba de temerarios ya que la zona parece ser que es peligrosa debido a posibles grietas en la nieve. De todas formas la zona por donde andamos nosotros no tenía ningún peligro ya que era por zona de nieve compacta, muy pisada.

 Punto hasta el que llegamos andando

Edith también aprovechó aquí para hacer un poco de snowtubbing, es decir, tirarse mediante unos donuts gigantes por una pequeña rampa de nieve.

Lueog bajamo a visitar el palacio de hielo, el cual es gratuito. En él se accede a una cueva de hielo donde hay estatuas esculpidas de hielo con todo detalle.

Palacio de hielo en el Glacier Paradise (I)

Palacio de hielo en el Glacier Paradise (II)

Lo último que hicimos antes de bajar para abajo fue entrar al cinema lounge donde en unos cómodísimos asientos se pueden ver hasta seis diferentes documentales sobre la región.

Al descender paramos otra vez en Trockener Steg para comer y echar alguna foto del Cervino.

 Zermatt visto desde Trockener Steg

También paramos en Scharzsee para hacer una pequeña caminata alrededor del lago que da nombre a la estación. Junto al lago hay una bonita capilla que también visitamos.

El Cervino visto desde Scharzsee

Lago de Scharzsee

El teleférico es muy caro, a nosotros nos costó 110 Francos por barba, pero sin duda es una experiencia que merece la pena.

No hay comentarios: