sábado, febrero 25, 2006

La margen izquierda

Este fin de semana lo hemos pasado Edith y yo explorando la margen izquierda de la ría del Nervión, más conocida como la ría de Bilbao.

Me encantan las zonas industriales y los barrios marginales, y la verdaz es que no creo que haya un sitio en toda España donde se pueda contemplar todo esto mejor que en la margen izquierda de Bilbao. O por lo menos, esto era así hace unos años, porque la verdad es que ahora, sobretodo desde que AHV (Altos Hornos de Vizcaya) cerró su actividad en 1994, la zona ha cambiado mucho. Donde más se ha notado esta desindustrialización es en Barakaldo, donde antes había fábricas y pabellones ahora hay zonas verdes y bloques de edificios ultramodernos. Es lo que han llamado Proyecto Ría 2000.

Aparcamos el coche en Lutxana, un barrio de Barakaldo, justo enfrente de la Sefanitro que todavía sigue echando humo, aunque creo que no por mucho tiempo... Vimos lo que es el casco urbano de Barakaldo, que para mi no tiene nada interesante, y ya marchamos a la zona del Carmen, muy próximo al puente de Rontegui, que yo creo que es el único barrio de Barakaldo donde todavía quedan restos de lo que fue la industrialización de esta zona, se nota sobretodo en que los edificios no han sido restaurados y están todavía negruzcos por el humo de las antiguas chimeneas de los altos hornos. Hace unos años Bilbao debía ser así completamente.



Antiguo Barakaldo (1) Antiguo Barakaldo (2)


Luego hemos llegado a la desembocadura del río Galindo, que vierte sus contaminadas aguas directamente en la gran ría de Bilbao. Este río hace de muga natural con el vecino pueblo de Sestao. Aquí hemos estado curioseando el tren que hay justo al lado de la escuela de remo Kaiku. Nos hemos adentrado en Sestao pasando por el barrio de Simondrogas, curioso nombre para un barrio que hace honor s su nombre. Esta zona está totalmente dejada de la mano de Dios: las casas amenazan ruina y están sucias, se respira un ambiente lleno de miseria, hay una importante comunidad de gitanos y la verdaz es que la sensación que se tiene al pasar es que te pueden atracar en cualquier momento, yo estoy acostumbrado a pasar por sitios marginales y la verdad es que no he visto nada peor a esto. Hemos continuado viendo más de lo mismo al avanzar por la calle Txabarri, otra zona marginal de Sestao. Viendo todo esto, no me extraña que la película de "Salto al vacío" de Daniel Carpalsoro se rodará aquí; el director seguro que no lo dudó a la hora de elegirlo como escenario para una película en la que quería plasmar todo este ambiente de violencia y miseria.



Simondrogas Alto horno en al calle Txabarri


La zona centro de Sestao es normal, la hemos visitado rápidamente y ya hemos marchado hacia Trapagarán. Hemos ido a pata, lo que nos ha supuesto una buena caminata. Al llegar allí ya era la hora de comer y nos hemos vuelto locos para encontrar un sitio para zampar, ninguno nos satisfacía, total que al final hemos ido a la sagardotegia (sidrería) y hemos comido de puta madre. Yo he elegido chorizo al vino y solomillo. No había estado en una sidrería nunca y la verdaz es que me ha gustado mucho el ambiente de fiesta que se respira y esos barriles enormes de sidra donde la gente se levanta cada dos por tres a llenarse su vaso.

Con la tripa llena hemos cogido el funicular que sube al barrio de La Reineta, próximo al pueblo de La Arboleda y a la zona de minas de donde se extraía el hierro. Esta zona es un auténtico pulmón para la gente de Bilbao. Está a cinco minutos de Bilbao pero es una zona completamente distinta, verde, salvaje, montañosa. Allí nos ha caído una tormenta terrible y en seguida hemos vuelto para abajo. De Trapagarán hemos cojido un autobús que nos ha llevado a Santurtzi. Allí hemos reservado noche en una pensión, hemos cenado en un Burger King y nos hemos dado una vueltilla por la zona antes de irnos a dormir echos polvo.



Escanciando sidra Funicular de Trapagarán


La mañana siguiente ha salido lloviosa, pero no nos ha impedido continuar nuestro viaje. Hemos hecho el paseo que une la zona portuaria de Santurtzi con Portugalete. Allí hemos pasado junto al puente transbordador de Vizcaya y nos hemos detenido a ver el casco viejo de la villa. Después hemos visitado la casa torre de los Salazar, reconvertida en museo, y el museo de la industria, dedicado a AHV y que acaba de ser inaugurado apenas hace unas semanas. La verdad es que de todos pueblos que hemos visto durante el fin de semana el único que tiene posibilidades como pueblo turístico es Portugalete.



Paseo en Portugalete Puente transbordador


Siguiendo ría arriba hemos regresado a Sestao, allí hemos estado viendo desde fuera la ACB (Aceríca Compacta de Bizkaia) de Arcelor, en este mismo lugar es donde estaba antiguamente gran parte de AHV, de la cual sólo queda en pie un antiguo alto horno que se ha respetado a modo de homenaje. Después hemos vuelto a Barakaldo y hemos cogido el coche para volver a Logroño. Ha sido un fin de semana completito, la pena es que no ha dado tiempo para ver la margen derecha de la ría, esa parte será para otra ocasión.



Vista de la ACB Mural en la fachada de la ACB