miércoles, noviembre 15, 2006

Fidel en el Gorbea

Es increíble como ha cambiado mi perro Fidel, han pasado tres semanas desde que nos lo encontramos abandonado en las obras del nuevo Hospital San Pedro y la evolución ha sido impresionante. El primer día se lo pasó temblando en el suelo de casa, no se atrevía ni a subir al sofá y muchísimo menos a salir a la calle. Con el devenir de los días se fue animando, empezó a alimentarse bien, a acercarse a nosotros y ya le gustaba salir a la calle y que le diera el aire aunque le seguía dando miedo acercarse a otros perros. Estos últimos días ya se ha desatado del todo, no para de buscarnos tanto a Edith como a mi para juguetear, se ha convertido en un tragón y ya hasta se acerca a otros perros para jugar con ellos y a veces para chingárselos... Se ha convertido en un perro hiperactivo que a veces hasta no cansa, lo ideal sería un termino medio, ni tan tranquilo como era la principio ni tan activo como es ahora, espero que con los años se tranquilice...

Yo ya creo que está preparado para que nos lo llevemos de viajes así que hoy me lo he traído al mazizo del Gorbea para que me acompañara en la ruta que he realizado. Lo que más miedo me daba era meterlo en el coche para traerlo hasta el Gorbea, no le gusta nada tener que entrar en el maletero y además se marea. Últimamente na nos había vomitado así que hoy le he dado una pastilla de biodramina para niños, esto me lo recomendó el veterinario pero ni por esas..., cuando hemos llegado al destino el cabrón me ha vomitado el maletero, he tenido suerte porque como hoy no ha desayunado ha sido poca cosa, prácticamente sólo bilis.

Hemos realizado una ruta que transcurre desde las canteras Murúa hasta la cima del Gorbea, la montaña que con sus 1481m es la más alta de Bizkaia. Yo tenía calculado utilizar unas cinco horas para recorrer los 15 kilómetros de longitud y 773 metros de desnivel.
Tanto Fidel como yo hemos gozado mucho, nos ha salido un día gris pero no nos ha llovido y además no hemos pasado excesivo frío; además la ruta es muy bonita, sobretodo me gusta la parte en la que se atraviesan los bosques de hayas milenarias, los cuales hoy estaban preciosos con un manto increíble de hojas caídas de tonos ocres y marrones.
Manto de hojas
Acebo Haya milenaria


Fidel correteaba por todos los sitios y no paraba de mover su rabito de un lado para otro, saltaba charcos de barro, comía mierdas... creo que hoy se lo ha pasado muy bien. Me ha sorprendido lo bien que sigue rastros, iba casi siempre por delante mío y no se salía de la ruta a pesar de pasar por bifurcaciones que podían confundirle. Además ha estado muy obediente, cada vez que le llamaba aunque estuviera lejos venía corriendo hasta mi.

Fidel mirando el GorbeaFidel oteando el horizonte


El trozo último, en el cual se sube al collado que separa el Aldamin y el Gorbea aunque es la parte más dura del recorrido también es la más bonita. Se sube por una pradera inmensa en la que tenemos la cara norte del Aldamin siempre enfrente:


Aldamin

Al final no hemos podido subir a la cima del Gorbea porque en el tramo final se ha levantado vientos huracanados que casi ni nos dejaban mantenernos en pie, unos tipos que bajaban de la cima me han recomendado que no subiera hasta arriba y menos todavía con el perro. Fidel y yo hemos sido prudentes y hemos vuelto de regreso.

Al regresar hacia logroño he decidido encerrar a Fidel en el maletero incluso cerrándole con la bandeja, normalmente lo llevamos con la bandeja quitada para que pueda asomar la cabeza y viaje más tranquilo pero como en la ida había saltado y se me había pasado a la parte delantera del coche he decidido encerrarlo. Esto ha sido un craso error, esta vez no sólo em ha vomitado sino que también se ha cagado (me imagino que de miedo o quizás de mala oxtia por encerrarlo).

martes, noviembre 14, 2006

Setas de chopo

Esta mañana había quedado con mi padre para ir a buscar setas de chopo. Yo personalmente prefiero ir a buscar otros tipos pero las de chopo son las que más le gustan a mi padre, además de que saben muy buenas no es difícil traer la cesta llena con ellas.
Hemos ido a Ventas Blancas, un pueblo cercano a Logroño y que tiene junto al río Jubera una magnífica zona de chopos adecuados para la producción de setas. No cualquier chopo sirve, tiene que ser un chopo podrido y que no lleve demasiados años muerto.
Hemos pasado una mañana bastante agradable, y además aunque no es la primera vez que voy con mi padre a buscar setas de chopo hoy he aprendido bastantes truquillos nuevos.
Tras las cerca de cuatro horas que hemos estado pateándonos la zona finalmente casi hemos conseguido llenar la cesta; tengo que decir que sobretodo gracias a mi padre, que sin exagerar ha recogido un 90% del total



Agrocybe Aegerita (1)Agrocybe aegerita (2)

miércoles, noviembre 01, 2006

Entre setas y antenas

Hemos subido esta mañana Edith yo y mi padre a la sierra de Moncalvillo para recoger setas y así ya de paso sacamos a Fidel para que respire el aire puro de las montañas.
Hemos dejado el coche casi en la cima del Serradero. Mientras subíamos por la carretera hemos visto que toda la zona estaba infestada de vehículos aparcados; esto nos ha dado de pensar que sería una mala mañana para la recolección de setas. La misma idea que hemos tenido nosotros la han tenido unos cuantos más; la verdaz es que no es de extrañar porque que este otoño están saliendo muchísimas setas, se debe a que está haciendo calor y además está lloviendo bastante.
Mi padre está acostumbrado a buscar perretxikos y setas de chopo pero esta mañana ha decidido innovar un poco y ha decidido ir a buscar níscalos. Nada más aparcar el coche nos hemos adentrado en el pinar y hemos puesto nuestros ojos a trabajar en la búsqueda de los preciados níscalos, incluso Fidel parece que nos ayudaba a buscar. Níscalos no hemos visto pero sí unas setas muy parecidas a estos aunque con poros amarillos en el revés del sombrero. Nos ha dicho mi padre que no cogiéramos de estas por si acaso.


Boleto bovino (1)Boleto bovino (2)

Otra que abundaba mucho por la zona era la famosa seta de los pitufos, la amanita muscaria (tóxica):


Falsa oronja (1)Falsa oronja (2)

Nos hemos encontrado a un hombre que nos ha ilustrado un poco sobre el tema porque la verdaz es que andábamos bastante perdidos. Nos ha dicho que este tipo de pino no es el más adecuado para los níscalos y que en este pinar lo que mejor se puede coger son boletus edulis. La cesta llena de hongos que llevaba avalaba su teoría. También nos ha dicho que esa seta que hemos estado viendo constantemente parecida al níscalo se valora muy poco. Según me he informado más tarde se llama sulius bovinus y no debe tener buen sabor, por eso se vende tan barato. Hemos estado un par de horas dando vueltas y lo único que hemos cogido ha sido un boletus edulis con sólo media parte sana que se ha encontrado Edith.


El único

A pesar de lo mal que se ha dado la recolección nos lo hemos pasado muy bien viendo como disfrutaba Fidel, hemos aprendido más sobre setas para la próxima vez y además he conseguido un par de fotos que me gusta mucho como han quedado:
Una es del bosque de pinos, los cuales había momentos en los que parecía que iban a cobrar vida y se iban a abalanzar sobre nosotros:


El bosque asesino

La otra está sacada en la misma cima del Serradero, la cual está plagada de inmensas antenas de telecomunicaciones:

Antenas gigantes

jueves, octubre 19, 2006

Logroño desde el aire

Hoy hemos subido a lo alto del monte Cantabria para echar unas fotos panorámicas de Logroño. Hemos calculado el tiempo justo para llegar a la cumbre cuando empezara a anochecer; así lograríamos iluminar las fotos con esa luz tan especial que sólo se produce en las puestas de sol. ¿El resultado?, pues este:


Panorámica generalMi ciudad


El sol se aproxima a su ocasoIluminada por el señor

domingo, octubre 15, 2006

Urbasa otoñal

Hoy Edith y yo hemos hecho una escapadita a la sierra de Urbasa. Como yo ya había estado pues le he estado enseñando algunos de los sitios que más me gustaron la otra vez.
Al llegar, hemos pasado de largo la ruta del nacedero del Urederra, eso lo hemos dejado para otra ocasión. El primer sitio donde hemos parado ha sido el parking que hay para ver el Balcón de Pilatos. Allí hemos dado una paseíllo bordeando la terrible caída que hay desde lo alto del balcón. Edith ha estado disfrutando mientras acariciaba a un pequeño caballo que parecía estar muy acostumbrado a la gente ya que no se apartaba de nadie. También nos ha sorprendido un rebaño de ovejas latxas que nos miraban con cara de pocos amigos cuando pasábamos cerca de ellas.


Hayas gigantesEl balcón


El caballo mansoLas ovejas asesinas

Después hemos estado aprendiendo cosillas sobre el parque natural de Urbasa viendo los centros de interpretación y de información de que dispone el parque. Al salir de ellos nos hemos sentado en un merendero y nos hemos comido los bocatas que habíamos comprado esta mañana en el Mintaka antes de salir de Logroño.
Con las fuerzas repletas tras los bocatas nos hemos puesto a hacer una ruta de las muchas que oferta el parque. Hay tres principales que son muy populares y que están constantemente señalizadas: la de las fuentes, la de los pastores y la de los montañeros. Es obvio que la que yo quería hacer es la de los montañeros; Edith era un poco reticente a hacerla ya que lleva cerca de un año con problemas en la rodilla, y además estos problemas se le agraban al andar por caminos con desnivel. En el centro de información ponía que la ruta de los montañeros tiene unos 6 km de longitud y 200 metros de desnivel y según ponía en el folleto dificultad media. Tras animar a Edith y convencerla de que iba a poder hacerlo nos hemos puesto en marcha. Se trata de un camino que pasa por sitios bastante chulos como por ejemplo un lantegui (lugar donde viven y trabajan los carboneros) o un bosque mágico de hayas. El bosque estaba precioso con sus colores otoñales marrones, ocres y rojizos y el manto de hojas depositado sobre el suelo; al andar sobre ellas oíamos los crujidos al ritmo de nuestros pasos. La ruta termina en un claro en el bosque desde donde hemos tenido unas vistas magníficas de todo el valle de la barranca, sino llega a ser por la bruma que había en el ambiente todavía habrían sido mejores. Allí nos hemos sentado juntos y apoyados sobre unas rocas hemos estado observando el paisaje y descansando plácidamente, yo prácticamente me he quedado hasta dormido.



El lanteguiAlsasua en el valle de La Barranca

Amor

Tras volver de la ruta cojimos el coche y nos acercamos al camping que hay dentro del parque para sentarnos en la terracita y bebernos unas coca colas tranquilamente. De allí ya volvimos a Logroño por la recien inagurada autovía del camino (la nueva autovía que enlaza Logroño y Pamplona).

sábado, septiembre 16, 2006

De compritas por Vitoria-Gasteiz

Hoy hemos aprovechado Edith y yo para ir a Vitoria a hacer comprillas de ropa, sobretodo para mi, que la verdad buena falta me hace...
Como Edith no había estado nunca y yo no es una ciudad que tenga muy vista, hemos aprovechado también para estar por la mañana en plan turistas.
Hemos aparcado el coche junto al paseo de Fray Francisco, una calle preciosa con unos grandes plataneros a los lados. Paseando por esta calle se pueden admirar algunos de los edificios más bonitos de toda la ciudad; a mi uno de los que más me gusta es el museo de bellas artes. En este paseo también está Ajuria Enea, la actual residencia del Lehendakari Ibarretxe. Nos hemos detenido para ver el museo de armas, un bonito museo con un montón de armaduras, armas y uniformes de guerra, todos ellos de siglos pasados, no hay nada del siglo XX; en este museo sobretodo me gustan las maquetas que se exhiben de la batalla de Vitoria (1812), perteneciente a la guerra de independencia contra los franceses.
Luego ya hemos seguido nuestro camino hacia la parte antigua de la ciudad atravesando el parque de La Florida. Este parque es un auténtico pulmón para la ciudad, está situado justo en medio de Vitoria, en uno de sus extremos se encuentra el Parlamento Vasco. Es un parque muy bonito que tiene un montón de especies de arboles diferentes. Edith y yo nos hemos entretenido un buen rato en identificar cada uno de los arboles ya que se puede saber cual es cada uno de ellos mediante unas plaquitas que tienen colocadas al lado del tronco.
Justo antes de llegar al casco viejo hemos pasado por las dos plazas que hacen de entrada: la plaza de la virgen blanca y la plaza del machete. En el casco viejo hemos visitado el museo de naipes, este es un museo muy original que tiene una colección de 15000 barajas diferentes de todo el mundo. Hemos hecho tiempo hasta la hora de comer callejeado por todas las calles y callejuelas del casco viejo. Una calle muy recomendable de esta zona es la calle cuchillería, con su montón de tiendas, locales y bares. También hemos visto el Gaztetxe y la catedral vieja (Santa María, de estilo gótico, S.XV); más tarde nos hemos dado cuenta de hay otra catedral junto al parque de la Florida, esta es la catedral nueva (María Inmaculada, de estilo neogótico, S.XX). A falta de una catedral estos de Vitoria tienen dos; de todas formas no hemos podido entrar a ninguna porque ambas estaban cerradas.
Después de comer hemos ido al grano, a por la ropa, a por lo que realmente habíamos venido. Al ser sábado por la tarde algunas de las tiendas borrokas que yo quería mirar del casco viejo ya estaban cerradas; he tenido que conformarme con mirar en tiendas de ropa normal. Nos hemos dado una buena pateada por otras cuantas calles de la zona de tiendas, que por cierto es tremendamente grande. Estoy seguro de que Vitoria es una de las ciudades de España con una relación "personas - tiendas de moda" más alta.
Para reponernos de la caminata nos hemos comprado unos cuantos frutos secos y nos los hemos comido tranquilamente sentados en un banco del parque de La Florida mientras veíamos una especie de verbena de abuelos.


Museo de bellas artesGaztetxe


Catedral nuevaPlaza de la virgen blanca

domingo, agosto 27, 2006

Fin de semana accidentado en Hondarribia

Mi suegra había sugerido en las últimas semanas su deseo de acercarse a la playa unos días, como yo la había pisado un sólo día en todo el verano, me pareció una buena idea. La playa elegida fue la de Hondarribia, ya que si salía mal tiempo (había riesgo), podíamos pasar el finde visitando el pueblo.
El viaje empezó mal ya el viernes, ya que nada más salir en el polígono de Cantabria un viejo se me ha cruzado sin mirar en medio de la carretera y he tenido que pegar un frenazo del copón para evitar chocar contra él. Eso lo he evitado gracias sobretodo al ABS, lo malo ha sido que la furgoneta que venía detrás mío parece que no tenía ABS y ese golpe sí que me lo he comido. Tras venir la guardia civil la cosa ha quedado en que a pesar de que el viejo asumía su culpa, parece ser que el que pega por detrás siempre paga por el hecho de no mantener la distancia de seguridad correcta. Ya me enteraré de quien paga de los dos, el que está claro que no va a pagar soy yo... Afortunadamente sin secuelas físicas y con sólo un pequeño golpe de chapa en la parte posterior del Focus hemos seguido nuestro rumbo.
Pero esto no iba a ser todo, parece que hoy no era mi día; al llegar a Oiartzun, mientras buscábamos el dichoso camping donde íbamos a alojarnos, he pasado cerca de unos coches aparcados y he roto el retrovisor contra uno de ellos, ya se sabe que las desgracias nunca vienen solas.

Mi forito

Bueno, hablando ya del alojamiento, como son malas fechas lo mejor que hemos encontrado en relación cercanía-calidad-precio ha sido una mobil-home en un camping de Oiartzun. Esto de las mobil-home era nuevo para mi, pero bueno, básicamente es una mezcla entre un bungalow y una autocaravana.



La mobil-homeEl camping Oliden

El camping era bastante txabakano, un poco marginal y la mobil-home a mi personalmente no me desagradaba demasiado, pero Juli, mi suegra, dijo que no soportaba el olor a desague que había y así se lo ha comunicado al encargado del camping, total que la noche del sábado ya la hemos pasado en otra mobil-home bastante más amplia, y lejos del hedor.

El sábado ha salido malo así que hemos estado viendo Hondarribia por la mañana. Por la tarde, ya hemos cruzado el Bidasoa en barquita y hemos estado en Hendaia. En Hondarribia ya había estado hacía un par de años pero me ha vuelto a sorprender, la verdad es que es un pueblo muy atractivo. Lo más destacado me sigue pareciendo el barrio pesquero, con sus casitas pintadas de colores cálidos; y el casco viejo, encerrado en su antiguo recinto amurallado. De Hendaia no hemos visto más que la playa, ya que el pueblo está muy separado de la zona marítima y la barquita que cruza a la gente te deja en esta última.
De Hendaia hemos vuelto pronto al camping, como faltaba rato todavía para anochecer hemos aprovechado para dar una paseíllo por el camping y echar unas manos al "chinchón" en el porche de al nueva "mobil-home".

Hoy, sorprendentemente nos ha salido muy buen día y sabiendo como se las gastan las tormentas por aquí y el mal tiempo que suele hacer, hemos procedido a ir directamente y sin más dilación a la playita de Hondarribia. Tras la mañana playera y una copiosa comida, hemos visto el Cabo de Higuer (que no tiene nada especial) y ya hemos vuelto hacia Logroño. Hemos aprovechado para cojer la carretera que sube al monte Jaizkibel para visitar la ermita de Santa Guadalupe, patrona de Hondarribia y el mirador próximo a la cima del monte, desde aquí hay una vista impresionante de toda la comarca de Irún-Hondarribia-Hendaia-Oairtzun.



Bahía de TxingudiBarrio de pescadores


Entrada al casco viejoBarquita que cruza el Bidasoa


CruzandoPlaya de Hendaia

Jaizkibel

martes, agosto 15, 2006

Turismo por Burgos

Hoy he estado haciendo un poquito de turismo rural, que siempre viene bien, con la novia y la suegra. Ya se que a simple vista por el hecho de llevar a la suegra no parece un gran plan, pero nada más lejos de la realidad, yo me llevo muy bien con ella.
Como el hombre del tiempo ha dado malo por toda la cornisa cantábrica y conociendo mi afición por viajar siempre hacia el norte se me han trastocado un poco los planes, pero bueno, esta vez Edith se ha encargado de buscar una rutilla por tierras castellano leonesas, más concretamente burgalesas. Bueno, el plan ha sido el siguiente:
Primero, antes de nada, llegar tarde a buscar a la suegra ( de ahora en adelante Juli, que parece mal referirse a ella como "suegra"), como siempre pasamos a recogerla tarde por su casa, cerca de media hora esta vez, la verdaz es que no se como sigue queriendo ir con nosotros a ningún sitio, ¡vaya paciencia!
El primer destino eran las famosas lagunas de Neila, tenía mis dudas de si ir por la nacional N-120 de Burgos o por la comarcal C-113 de Canales de la Sierra. Al final me decanté por la última opción ya que al ser sábado teníamos altas posibilidades de coincidir con un gran número de camiones que pasan todos los días por la N-120. En qué hora elejí ir por dicha comarcal..., ya no recordaba lo mala que es esta carretera ya que hacía mucho tiempo desde la última vez que pasé por este camino de cabras. Tras muchísisimas curvas y mareos de Juli por fin atravesamos las siete villas y llegamos a la lagunas de Neila. Estuvimos en un mirador que hay justo antes de llegar y viendo sólo dos de las lagunas: la larga y la negra



Vistas desde el miradorLaguna negra
Laguna larga

Luego nos acercamos a Silos para ver el famoso monasterio benedictino de Santo Domingo de Silos. Allí, después de hacer la correspondiente cola, nos hiban cojiendo en grupos de unas 30 personas y el guía nos hiba empujando rápidamente para acabar viendo únicamente el claustro y un par de salas de todo el monasterio, una verguenza.



Por fuera

Por dentro


Tras salir del monasterio vimos que todavía teníamos tiempo, así que nos acercamos al desfiladero de la Yecla, un pequeño cañón excavado en la roca, bastante bonito pero como ocurre con tantas cosas, demasiado masificado de gente.



Desfiladero (1)Desfiladero (2)

martes, julio 25, 2006

Entre Santo Domingo y Ezcaray

Hoy hemos dedicado la tarde a visitar dos pueblos: Sto Domingo de La Calzada y Ezcaray. Hemos ido a buscar a Juli (la madre de Edith) después de comer y ya hemos partido hacia nuestro primer destino: Sto Domingo. Allí teníamos previsto visitar únicamente la catedral, famosa por la historia popular que dice que allí cantó la gallina después de ser asada. A mi me ha parecido una catedral muy normalita, sin nada que destacar.


Exterior de la catedralLa gallinita encerrada

Después hemos estado viendo el que es bajo mi modesta opinión el mejor pueblo de La Rioja: Ezcaray. Creo que es el más bonito para visitar y además el que tiene a su alrededor un mejor entorno natural. Se encuentra en un sitio inmejorable, justo en la entrada de la Sierra de La Demanda, a los pies del grandioso San Lorenzo, que con sus 2271m es la cumbre más elevada de todo el territorio.
En Ezcaray nos hemos dedicado a hacer una de las cosas que se recomienda a todo visitante: andar por sus calles empedradas mientras se observan las bonitas fachadas de las casas y caserones que conforman el pueblo. Salta a la vista que la mayoría presentan una arquitectura idéntica a la usada en pueblos de Navarra norte y País Vasco. La influencia del País Vasco en este pueblo es notable, no sólo por lo que se acaba de citar de la arquitectura, sino que también por la gran cantidad de vascos que residen aquí o tienen su segunda vivienda; no es raro entrar a un bar y oir hablar a más gente en Euskera que en Castellano. ¿La razón de esto?, pues que tal como cuenta la historia de Ezcaray, la aldea se fundó por pueblos vascones y luego cuando La Rioja pertenecía al Reino de Navarra fue muy influenciada por Vascos emigrantes venidos desde el norte.
Nos ha dado tiempo a visitar casi todo lo que tiene para ver el pueblo: hemos aparcado en frente de la antigua real fábrica de tejidos, luego nos hemos acercado a ver el famoso restaurante Echaurren y la iglesia de Santa Mª La Mayor. Al salir de la iglesia hemos ido a la bonita plaza de la Verdura que se encuentra rodeada de estupendas fachadas aporticadas; por allí hemos estado callejeando hasta llegar a las afueras del pueblo, justo donde empieza el paseo de la Alameda. Este paseo es una gran zona verde que transcurre paralela al cauce del río Oja. Cuando ya estábamos cansados hemos ido a la otra gran plaza del pueblo: La Plaza del Quiosco y allí nos hemos sentado en la terraza de un bar a comernos un helado.
Como resultado de la tarde han salido estas imágenes:



Real fábrica de TejidosFachada de la iglesia de Sta Mª La Mayor


Pórtico en la Plaza de La VerduraPlaza del Quiosco