domingo, mayo 20, 2018

Cantabria infinita

Cantabria es una región a la que nos encanta ir, está cerca y tiene todo lo que nos gusta: montaña, playas, pueblos preciosos y sobretodo la tranquilidad que no abunda en otros lugares. Tal como rezan los folletos plublicitarios de la región: Cantabria infinita; siempre que vas te sorprende con algo nuevo.
Así pues este fin de semana hemos cogido la furgoneta y hemos regresado a seguir conociendo unos cuantos lugares que yo tenía pendiente de visitar.
Como esta semanas he andado con lumbago hemos decidido no andar demasiado y buscar planes alternativos.

Sábado, día 19
Fuimos directos hasta Santoña donde hicimos una ruta de senderismo para dar la vuelta al monte Buciero. Nos salieron unos 12Km y algo más del desnivel que yo tenía previsto, sobretodo en el tramo de escaleras que bajan al faro del caballo.

Santoña

Prisión de el Dueso

Escaleras para bajar al Faro del Caballo

 Acantilados en el Faro del Caballo

Luego nos desplazamos hasta la zona de Ajo para ver la Ojerada, un par de oquedades en una roca situada junto al mar.

 La Ojerada

Después nos fuimos a dar un paseo por la Playa de Langre, una playa bastante salvaje rodeada de acantilados y que suele ser frecuentada por surfistas. Algunos dicen que tiene el honor de ser la playa más bonita de Cantabria; yo no diría tanto pero su encanto es innegable. Dejamos la botas en la orilla y dimos un agradable paseo por la arena; nos sorpendió la gran cantidad de perros que vimos sueltos por todos los sitios.

Playa de Langre (I)

 Playa de Langre (II)

Para dormir elegimos un furgoperfecto situado cerca de la Playa de Galizano, en la zona de Cucabrera. También se puede pernoctar en el propio parking de la playa de Galizano pero este está más escondido y tiene más encanto. Nosotros no estuvimos solos ya que había unos cuantas furgonetas más pero es un sitio con bastante encanto. También aprovechamos para ver la Cueva de Cucabrera la cual esta unos metros más adelante del parking.

Cueva Cucabrera (I)

 Cueva Cucabrera (II)


Domingo, día20
Con el tema del lumbago habíamos decidido no hacer más senderismo así que por la mañana nos fuimos a ver el Parque de la Naturaleza de Cabárceno. Yo ya había estado hace unos años pero la verdad que siempre es un sitio agradable para visitar.


Lince europeo

Oso

 Rinocerontes

Echamos la mañana completa en Cabárceno pero aprovechamos la tarde para hacer un par de visitas más antes de volver a Logroño.
Primero fuimos a Lierganes, un pueblo famoso por la leyenda del hombre pez. Conocimos el pueblo gracias a un itinerario recomendado que señalan en el mapa de la oficina de turismo y acabamos la vuelta en la zoan del puente romano donde también está la estatua del hombre pez.

Puente romano de Lierganes

 Estatua dedicada al hombre pez

De camino a Logroño paramos en Mioño para acercarnos hasta el viejo cargadero de mineral de Dícido. Esta construcción se levantó para cargar el abundante mineral de hierro que se sacaba en las minas de la zona con destino a los Altos Hornos de Vizcaya; hubo bastantes más en la zona pero hoy solo queda este en pie; en el año 1996 se declaró Bien de Interés Cultural.

El camino está cortado pero se puede pasar la valla por un lateral. Una vez llegas allí hay un tunel que te mete directamente hasta la entrada del cargadero de mineral.

Cargadero de mineral de Dícido (I)

Cargadero de mineral de Dícido (II)

Cargadero de mineral de Dícido (III)

domingo, mayo 13, 2018

Tachando montes centenarios en Guipuzcoa (II)

Este fin de semana lo he aprovechando para acercarme a Guipuzcoa para hacer un par de rutas de senderismo que me han servido para conseguir cuatro cimas centenarias más de esta provincia. Hace unos años ya hice un viaje parecido con similar intención. Tras estas cuatro todavía me faltan 60 del total de 112.

Me trasladé a la zona del valle del Deba el sábado a la mañana y lo primero que hice fue darme una vuelta por Soraluze, o Placencia de las Armas en Castellano. Se trata del típico pueblo industrial del interior de Guipuzcoa encajonado en un estrecho valle lo que hace que el pueblo solo haya podido crecer básicamente a lo largo del rio Deba, el resto está desperdigado por caseríos en las laderas de la montaña.

Soraluze (I)

 Soraluze (II)

Después crucé el puerto de Azkárate para cambiar al Valle del Urola. Una vez allí hice una parada en el Santuario de Loiola el cual ya conocía de viajes anteriores. Visité el interior de la Basílica y también me di una vuelta por los jardines que hay en la parte trasera, un lugar perfecto para dar un paseo tranquilo en soledad en plan de meditación.


 Basílica de Loiola por delante

 Basílica de Loiola por detrás


La siguiente parada fue en Zestoa, un pueblo famoso por su balneario y por las cuevas de arte rupestre de Ekain. El balneario solo lo vi de pasada desde la carretera (está en las afueras del pueblo) pero sí que fui a visitar la cueva, bueno mejor dicho la neocueva, ya que al igual que lo que ocurre en Altamira la cueva original se encuentra cerrada al turismo para intentar preservarla lo máximo posible.

Para la visita a Ekain lo priemro que hay que hacer es ir a la oficina de turismo del pueblo para comprar la entrada; la visita solo puede ser guiada y hay horarios en Euskera y otros en Castellano así que conviene informarse antes de llegar. Una vez con la entrada en la mano hay que recorrer un camino de algo más de 1 Km para llegar hasta el museo donde está neocueva, en las afueras del pueblo. En el camino también se pasa por el Palacio de Lili, otro edificio histórico importante de Zestoa.
Cuando yo llegué al museo todavía me sobraba tiempo así que seguí adelante con intención de ver la entrada a la cueva original aunque no llegué a encontrarla; también aproveché para ver el museo antes de la visita guiada.
La visita guiada duró algo más de media hora y en ella te van enseñando todas las partes importantes de la recreación de la cueva original la cual se supone que guarda muchas similitudes con esta. Si en Altamira el animal omnipresente es el bisonte en Ekain este se sustituye por la figura del caballo.

Palacio de Lili en Zestoa

 Entrada a la neocueva de Ekain

Tras la visita a Ekain me di una vuelta por el casco viejo de Zestoa el cual se ve en apenas un cuarto de hora y luego me metí en una Taberna a comer.

Por la tarde me trasladé hasta el valle colgado de Aizarna para hacer una ruta por las montañas que rodean este precioso valle.

Caseríos en las afueras de Aizarna

 Valle de Aizarna

Para pernoctar decidí hacerlo en el parking que hay habilitado en Zestoa para visitar las cuevas de Ekain, un lugar que me había parecido bastante tranquilo por el día.

El Domingo me moví hasta Zarautz para hacer otra ruta, más dura que la del día anterior, y que me llevaría a conocer las montañas de los alrededores de Zarautz.

Vistas hacia Urdaneta

Vistas hacia Zarautz

 Ferería de Agorregi

jueves, mayo 03, 2018

Asociación de "Los pueblos más bonitos de España"

La asociación de "Los pueblos más bonitos de España" nace en el año 2011 con el fin de promocionar areas rurales especialmente interesantes para el turismo. Estos pueblos son fácilmente identificables por el cartel con el logotipo de la asociación colocado en la entrada de la localidad.

 Para formar parte de esta asociación hay que presentar una candidatura y luego será la propia asociación quien basándose en diferentes parámetros y criterios otorgue la confirmación a la admisión.

Se creó siguiendo el modelo de "Les Plus Beaux Villages de France" el cual lleva funcionando desde 1982, posteriormente ha habido otros como Los pueblos más bonitos de Valonia, de Quebec, de Italia, de Japón y de Rumanía. Todos ellos forman parte de la asociación global "Les plus beaux villages de la Terre".

A día de hoy existen 68 pueblos adheridos a la asociación. De todos ellos yo he estado en 22, es curioso que de los solo dos que hay en La Rioja (Briones y Sajazarra) me falta el segundo.

miércoles, mayo 02, 2018

Segundo año con la furgoneta

Al igual que hice el año pasado he creado un artículo para hacer un resumen del segundo año con la furgoneta.

Resulta bastante sorprendente el hecho de que he realizado prácticamente el mismo número de kilómetros que el primer año (17.033 km), ahora mismo el cuentakilómetros marca 34.212 km así que al final este año hemos recorrido 17.179 km.

Los viajes más destacados de la temporada y hechos con la fugoneta han sido:

Cantabria: Fiestas del día de La Rioja y San Bernabé.

Zuberoa: Primer viaje pernoctando yo solo en la furgoneta.

Pirineo de Gerona: Casi una semana perdido en el Pirineo más oriental.

Bretaña y Normandía: Viaje clásico en el extranjero para hacer con furgoneta.

Embalses de Leurtza: Escapa otoñal

Moncayo: Primer viaje del 2018

Almería: Viaje de Semana Santa al Cabo de Gata y al Desierto de Tarbernas.

Duranguesado: Último y reciente viaje al corazón de Vizcaya.

martes, mayo 01, 2018

Ujue, una grata sorpresa

Este 1 de Mayo hemos hecho una travesía entre el Alto de Lerga y Ujue pasando por el pico Txutxu Alto.

Al llegar a Ujue nos ha sorprendido muy gratamente este bonito pueblo situado en la llamada Navarra Media, muy cerquita de Tafalla. Según nos íbamos acercando al pueblo desde lejos ya nos parecía que tenía una silueta muy bonita y al llegar a él y ver que tenía en la entrada el cartel distintivo de "Los pueblos más boinitos de España" nuestras apreciaciones se han confirmado.


Ujue encaramado en un pequeña colina

Por sus calles se veía mucho turismo e incluso había una visita guiada, incluso los restaurantes andaban completos, imagino que hoy estuviéramos dentro del puente de Mayo también ha influido en ello.

El trazado de las calles es muy bonito, todas ellas púlcramentre cuidadas; hay escaleras, pórticos y rincones muy bonitos. De todas formas la joya del pueblo está en el centro, en la parte más elevada, allí se encarama la Iglesia - Fortaleza de Santa María (Siglos XI - XIV). De ella nos ha parecido muy original el hecho de que la iglesia está completamente rodeada por muros de la fortaleza.

Calles de Ujue (I)

Calles de Ujue (II) 

Iglesia - Fortaleza de Santa María (I)

 Iglesia - Fortaleza de Santa María (II)

 También recomendamos salir del pueblo por la orilla opuesta a la carretera para llegar hasta las ruinas de la Iglesia de San Miguel. Detrás de ella hay un altar con columnas desde donde hay unas vistas magníficas tanto del pueblo como de los terrenos de alrededor. En días soleados incluso son fácilmente identificables algunos de los picos del Pirineo Navarro y Oscense.

Vista de Ujue desde el sur (I)

Vista de Ujue desde el sur (II) 

Antiguos campo de cultivo en terraza