domingo, junio 13, 2010

Un día en Zaragoza

He estado unas cuantas veces en Zaragoza pero nunca había tenido tiempo de estar tranquilamente en plan turista así que aprovechamos un día de este último puente de San Bernabé para acercarnos a pasar el día.

Como en la mayoría de ciudades la casi totalidad de lugares a visitar están dentro del casco histórico. Entre estos lugares destacaría:

-Basílica del Pilar: Importante templo barroco que principalmente destaca por lo grande que es, tanto el propio edificio como la inmensa plaza que le precede. Es con diferencia el principal punto turístico de la ciudad. Es importante al hacer la visita subir en el ascensor hasta uno de las torres de la basílica para tener las mejores vistas de la ciudad (precio 2€).


Basílica del Pialr vista desde la Plaza

Vistas de Zaragoza desde una de las torres
 

-Catedral de la Seo: El otro gran edificio religioso de la ciudad. Es impresionante por dentro, especialmente las 12 capillas que la rodean. Combina a la perfección estilos desde el románico hasta el neoclásico. El museo de tapices que incluye la entrada (4€) bajo mi punto de vista es prescindible.

 Altísima torre en el exterior de la Catedral de la Seo

-Palacio de la Aljafería: Está fuera de la zona histórica y es un importante monumento de la arquitectura hispano-musulmana del S.XI. Me gustó especialmente la planta baja (donde está la zona de influencia árabe). Dentro de este recinto una de las zonas corresponde a las Cortes de Aragón. Al ser Domingo la visitamos de forma gratuita.


Exterior del Palacio de la Aljafería

 Arcos mudéjares
 

-Teatro Romano de Caesaraugusta: Escavaciones del Siglo I D.C. Uno de los teatros más grandes de la Hispania Romana. Además de este también existe la posibilidad de visitar las termas, el foro y el Puerto Fluvial aunque nosotros estos no los vimos.

 Teatro Romano de Caesaraugusta

-Zona de la Expo 2008: Está situada en las afueras de la ciudad, en un meandro del Ebro, en su parte Norte. Se puede llegar hasta ella en un telesilla. Actualmente los pabellones que se usaron para la exposición están dejados de la mano de Dios pero se pueden visitar algunos lugares como la Torre del Agua o el Alma del Ebro.

 El "Alma del Ebro" sobrevolado por las telesillas que llevan hacia la zona de la Expo 2008

-Patio de la Infanta: Formaba parte de la casa del banquero y comerciante Gabriel Zaporta. Tras haber pasado por París actualmente está dentro de la sede de Ibercaja, también fuera del Casco Histórico.