jueves, octubre 25, 2007

Comarca de Sobrarbe

Hemos sacado unos días para visitar la comarca del Sobrarbe, en pleno Pirineos Aragonés.
Nuestra idea inicial era visitar el parque nacional de Ordesa y Monte Perdido pero al final más bien hemos acabado moviéndonos por los pueblos de la zona del Sobrarbe.

Para alojarnos alquilamos la Casa rural Gallán en Sarvisé, 4 noches a 50 euros la noche. Total 200 euros a dividir entre 5 que fuimos (Tito, Azuzena, Erika, Edith y un servidor). Nos ha salido a sólo 10 euros la noche.

La casa rural Gallán

Tito, Azuzena y Erika salieron el Jueves después de comer; Edith y yo salimos ya de noche, a las 7,30 que era cuando acaba Edith de trabajar. Cuando llegamos esta gente nos recibió con la cena preparada y la casa calentita.

Viernes, día 26
A la mañana siguiente hubo un poco de desconcierto a la hora de planificar las visitas, tras estar en Torla comprando Azuzena una navaja y yo un mapa panorámico de los Pirineos para enmarcar decidimos ir a ver Ainsa, la capital del Sobrarbe. Cuando llegamos a ver el museo de Ainsa era la 1 y ya era tarde para entrar porque cerraba a las 2, decidimos dejarlo para otro día. Dimos una vuelta por el pueblo y luego nos metimos a comer en un restaurante donde nos pusimos finos de comer, cerca de hora y media estuvimos allí poniéndonos las botas.



Muralla del castillo de Ainsa
Mazorcas en las ventanas


Iglesia de Ainsa
Las chiquitas antes de trapiñar

Ya con la barriga llena fuimos a ver la zona del Cañón de Añisclo,cincelado por el río Bellós y uno de los 4 valles de Ordesa junto con el propio Valle de Ordesa (río Arazas), el de Escuain (río Yaga) y el de Pineta (río Cinca).
Como corriamos el riesgo de que se nos echara la noche encima hicimos a pie una ruta corta: la ruta de San Urbez, un trayecto circular de 45 minutos según los indicadores.



Historia de San Urbez
Saltos de agua

Al volver hacia Sarvisé paramos a ver Fanlo, un típico pueblo Pirenaico de piedra aislado en medio de la montaña.


Iglesia de Fanlo

Anochecer sobre las montañas de en frente de Fanlo

Ya de noche nos acercamos a ver Broto, un pueblo vecino de Sarvisé. Con el frío que hacía no duramos mucho en la calle...


Hotel Pirenaico en Broto

Sábado, día 27
El sábado empezó mal, era el día dedicado para hacer la famosa ruta "Praderas de Ordesa - Cáscadas de Colacaballo" dentro del Valle de Ordesa, pero nos fue imposible. Azuzena se levantó con dolor de muelas y yo con una tos horrible agravada por mis interminables cigarros. Perdimos la mañana en ir al centro de salud de Broto.

Decidimos preparar comida en la casa rural y llevarla en las mochilas para dar cuenta de ella en unas praderas que conocía Tito de otras veces. Tito se lió con la carretera y acabamos comiendo cerca del Parque Natural de Posets. Después de comer ya sí que llegamos al sitio donde decía: la entrada al Valle de Pineta, muy cerca de Bielsa. Un sitio espectacular, rodeado de altas montañas; es lo más alpino que vimos en todo el viaje.



Valle de Pineta (I)
Valle de Pineta (II)

Valle de Pineta (III)

Domingo, día 28
Temprano salimos otra vez hacia Ainsa para ver el eco-museo del castillo. Unos cuantos paneles didácticos y poco más.

De allí partimos hacia las Gargantas de Escuain, Priemro paramos en el propio pueblo de Escuain donde hicimos una pequeña ruta de 20 minutos: "la ruta de los miradores". Luego fuimos a ver Bestué, otro pueblo de la zona.



Cabras Pireaicas
Foto de grupo


Gargantas de Escuain

Regresamos a la casa a comer tarde y ya después regresamos a Logroño, aunque en un principio teníamos la casa alquilada hasta el Lunes, decidimos volvernos todos porque Edith trabajaba el Lunes y Azuzena no había mejorado de su dolor de muelas.

Pienso que nos quedaron muchas cosas por ver de Ordesa, seguro que volveremos.