martes, julio 25, 2006

Entre Santo Domingo y Ezcaray

Hoy hemos dedicado la tarde a visitar dos pueblos: Sto Domingo de La Calzada y Ezcaray. Hemos ido a buscar a Juli (la madre de Edith) después de comer y ya hemos partido hacia nuestro primer destino: Sto Domingo. Allí teníamos previsto visitar únicamente la catedral, famosa por la historia popular que dice que allí cantó la gallina después de ser asada. A mi me ha parecido una catedral muy normalita, sin nada que destacar.


Exterior de la catedralLa gallinita encerrada

Después hemos estado viendo el que es bajo mi modesta opinión el mejor pueblo de La Rioja: Ezcaray. Creo que es el más bonito para visitar y además el que tiene a su alrededor un mejor entorno natural. Se encuentra en un sitio inmejorable, justo en la entrada de la Sierra de La Demanda, a los pies del grandioso San Lorenzo, que con sus 2271m es la cumbre más elevada de todo el territorio.
En Ezcaray nos hemos dedicado a hacer una de las cosas que se recomienda a todo visitante: andar por sus calles empedradas mientras se observan las bonitas fachadas de las casas y caserones que conforman el pueblo. Salta a la vista que la mayoría presentan una arquitectura idéntica a la usada en pueblos de Navarra norte y País Vasco. La influencia del País Vasco en este pueblo es notable, no sólo por lo que se acaba de citar de la arquitectura, sino que también por la gran cantidad de vascos que residen aquí o tienen su segunda vivienda; no es raro entrar a un bar y oir hablar a más gente en Euskera que en Castellano. ¿La razón de esto?, pues que tal como cuenta la historia de Ezcaray, la aldea se fundó por pueblos vascones y luego cuando La Rioja pertenecía al Reino de Navarra fue muy influenciada por Vascos emigrantes venidos desde el norte.
Nos ha dado tiempo a visitar casi todo lo que tiene para ver el pueblo: hemos aparcado en frente de la antigua real fábrica de tejidos, luego nos hemos acercado a ver el famoso restaurante Echaurren y la iglesia de Santa Mª La Mayor. Al salir de la iglesia hemos ido a la bonita plaza de la Verdura que se encuentra rodeada de estupendas fachadas aporticadas; por allí hemos estado callejeando hasta llegar a las afueras del pueblo, justo donde empieza el paseo de la Alameda. Este paseo es una gran zona verde que transcurre paralela al cauce del río Oja. Cuando ya estábamos cansados hemos ido a la otra gran plaza del pueblo: La Plaza del Quiosco y allí nos hemos sentado en la terraza de un bar a comernos un helado.
Como resultado de la tarde han salido estas imágenes:



Real fábrica de TejidosFachada de la iglesia de Sta Mª La Mayor


Pórtico en la Plaza de La VerduraPlaza del Quiosco