lunes, octubre 26, 2015

Sudeste asiático: Camboya

Como dije en el anterior post, llegamos a Siem Reap, Camboya, gracias a un vuelo desde Da Nang, Vietnam.

La idea en Camboya era ejecutar el mismo plan que suelen llevar la mayor parte de turistas que visitan este país: visitar exclusivamente los templos de Angkor; para ello es necesario alojarse en Siem Reap, la ciudad más cercana a los templos.

Los templos de Angkor datan de la época de mayor esplendor del Imperio Jemer, de los S. IX hasta el XV; actualmente están declarados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y también fueron serios candidatos a considerarse como una de las 7 maravillas de la humanidad modernas.

Lo que más me sorprendió de Camboya, además de los templos, fue el contraste con Vietnam en cuanto a nivel de vida, se notaba que en Camboya están las cosas mucho peor y eso que lo que vimos básicamente es Siem Reap, una ciudad preparada para recibir la mayor parte del turismo del país.

Viernes, día 23
El vuelo cogió algo de retraso así que llegamos tarde a Siem Reap, del aeropuerto a la ciudad  nos llevó en Tuc Tuc Kulab, un chico con el que pactamos hacer excursiones a los templos.

Como era tarde únicamente nos limitamos a dar una vuelta por la zona del hotel, algo alejado de la zona donde se concentran la mayor parte de hoteles de turistas.

Sábado, día 24
La forma más habitual de recorrer los templos es mediante dos circuitos: el corto, en el que se visitan los templos centrales y el largo, en el que se visitan algunos más periféricos; estos dos circuitos permiten visitar la mayor parte de templos importantes del complejo pero no todos, para visitar todos serían necesarios bastantes días, hay muchísimos templos.

Nosotros este día recorrimos el itinerario corto pero en bicicleta, la mayor parte de la gente lo suele hacer en Tuc Tuc, nosotros optamos por esta última opción para los otros dos días que pasaríamos aquí.

Salimos con las bicis desde el hotel y ya aprovechamos para sacar dólares en un cajero; la moneda nacional de Camboya es el Riel pero los turistas normalmente funcionan con dólares americanos.

Los templos de Angkor están a unos 8 Km de Siem Reap así que enseguida llegamos a la taquilla donde por 40$ compramos un ticket válido para 3 días. En total este día recorreríamos unos 32Km.

A continuación describo cada uno de los templos que visitamos en este itinerario corto:
  • Angkor Wat: El más grande y mejor conservado de todos, se considera el edificio religioso más grande del mundo. Lo vimos muy masificado de gente pero nos encantó.

  • Angkor Thom: Es un gran recinto donde hay otra serie de templos. Aquí vimos los templos de Bayon y Phimeanakas y las terrazas del rey leproso y de los elefantes. Nos saltamos el templo de Baphuon, solo lo vimos de lejos.
  • Bayon: Uno de los templos más bonitos y famosos de todo Angkor. Es conocido por tener 200 caras de budas sonrientes.
  • Phimeanakas: Es de lo poco que queda del recinto del Palacio Real, me pareció que tenía cierto parecido con los templos Mayas.

  • Terraza del Rey Leproso: tiene unos relieves preciosos, creo que de los mejores que vimos.

  • Terraza de los elefantes: tiene curiosas figuras de elefantes pero nos gustó menos.

  • Chau Say Thevada: Un par de templos muy parecidos, están situados al salir de Angkor Thom por el este.

  • Ta Keo: Solo lo vimos por fuera.

  • Ta Phrom: Otro de los más famosos. Hay varios templos de los "invadidos" por la naturaleza pero este sin duda es el más famoso. Se le conoce como el de "Tomb Raider" ya que parece ser que aquí se grabaron escenas de la película.

Ya de noche salimos a cenar a la Pub Street, una calle en el centro de Siem Reap creada exclusivamente para los turistas, hay infinidad de restaurantes y locales orientados a dar servicio al turista. Los grandes leteros con luces de neón que hay en las entradas de la calle no dejan lugar a dudas de donde estás. También aprovechamos para dar una vuelta por los mercados nocturnos.

Llegamos hasta aquí gracias a los Tuc Tuc gratuitos que ponía nuestro hotel hasta las 20h, la vuelta ya la pagabas tú (unos 2$).


Domingo, día 25
Este día habíamos quedado con Kolab para hacer en Tuc Tuc el itinerario largo de los templos. Aprovechamos también para ir al Banteay Srei, un templo que está fuera del itinerario largo, a 37Km de la ciudad. El precio que pactamos con Kolab fue de 20$.

El itinerario de templos fue el siguiente:
  • Banteay Kdei: Uno de los templos que habíamos dejado sin ver el día anterior, sin demasiado interés.

  • Pre Rup: De color más rojizo que los otros, tiene una estructura curiosa a 3 niveles.

  • Banteay Srei: Es un templo alejado pero que merece la pena visitar. Es pequeño pero destaca por sus bajorelieves y preciosos detalles.

  • Preah Khan: Menos famoso que otros pero bastante bonito. Al igual que el Ta Prhom es de los invadidos por la naturaleza.

  • Neak Poan: Es un templo en el centro de un lago al que se llega a través de una larga pasarela.

  • Ta Som: Es pequeño, destaca por la ficus religiosa que se ha apoderado de una de las entradas.

A la noche regresamos a dar una vuelta por el centro de Siem Reap, entre otras cosas nos dimos un masaje de hombros y espalda de 15' por 2$, si en España habría estos precios podría estar uno dándose masajes todos los días.

También aprovechamos para contratar otro conductor de Tuc Tuc para llevarnos al Templo de Beng Meala al día siguiente, con Kulab no conseguimos llegar a un acuerdo. El que contratamos aceptó los 30$ que ofrecíamos, sale más caro porque están muy lejos para ir en Tuc Tuc, son cerca de 70Km, como una hora y media de viaje solo ida.

Lunes, día 26
La visita a Benga Meala se suele combinar con la visita a los templos de Roulos (los primeros templos de Angkor que se construyeron) o a alguna de las aldeas flotantes que hay en las orillas del lago Tonle Sap. La idea de las aldeas no estaba mal pero me parecía demasiado cara, 20$ por persona solo para acceder al pueblo más lo que te cobren luego por otro viaje en barca una vez allí. Además, había leído como que en realidad estos pueblos son una especie de teatro para sacarle los cuartos al turista, especialmente los niños que vienen a pedir regalos o directamente dinero.

Tenía ganas de ir Beng Meala porque es un templo que se ha dejado tal cual, no ha sufrido alteraciones. La naturaleza aquí se ha comido literalmente a los edificios del templo, aquí se nota mucho más que en templos como el Ta Prhom o el Preah Khan.

Otra de las razones para visitar este templo es que había leído es que debido a su remota localización tiene muchos menos turistas que otros templos pero nada más lejos de la realidad, cuando nosotros lo visitamos estaba lleno de chinos, allí debe ser un templo muy famoso.

Hasta hace unos años sí que es cierto que Beng Meala apenas recibía visitas, en gran parte porque esta zona se limpió de minas en el año 2003, a día de hoy todavía no se recomienda salirse demasiado de las zonas "exploradas".

En diferencia a otros templos aquí no te puedes meter por donde quieras, sería peligroso, la visita a Beng Meala se hace a través de una pasarela elevada. Eso sí, nosotros al salir gracias a una guía nos salimos del itinerario establecido y pudimos visitar varios recovecos escondidos, en agradecidimiento le dimos a la chica un par de dólares.

Este templo es el único que no se puede visitar con la entrada normal de Angkor, hay que pagar 5$ adicionales.

Además del templo también nos gustó mucho el viaje en Tuc Tuc ya que nos permitió conocer la Camboya rural que hay más allá de los Templos de Angkor, una sociedad muy pobre y que sobrevive con un 85% de la población dedicada a actividades de agricultura. Otro dato: de toda la tierra cultivada, el 90% es arroz.






A media tarde salía nuestro vuelo de regreso a Hanoi así que tras regresar a Siem Reap apenas nos dió tiempo a dar una vuelta por la ciudad viéndola de día, algo que solo habíamos hecho de noche. No nos pareció demasiado interesante, lo único que nos impactó fue el templo budista de Wat Prom Rath; si a alguien la interesa está situado entre la pub street y el río.








2 comentarios:

Anónimo dijo...

Menudas fotografías!!!. Dignas de envidiar y Edith ZEN total....
Espero que lo hayáis disfrutado y que os duré el relax todo lo que queda de año.
Un abrazo
Konsu.

Javier Diez dijo...

Era fácil de fotografiar ya que los templos de Angkor son una pasada, casi todos preciosos.

Otro abrazo!