sábado, julio 15, 2006

Cañón del Río Lobos

Llevábamos bastantes semanas intentando acercarnos al Cañón del río Lobos y por fin hemos ido este domingo. Decía Edith que era un sitio muy bonito, y la verdaz que nada más lejos de la realidad. Está situado en Soria, ya casi en la divisoria con la provincia de Burgos. La mayoría de la gente lo visita llegando desde la entrada que hay desde el pueblo de Ucero.
Como siempre hemos salido tarde de casa, pero bueno, tras pisarle un poquito al focus y pasar el puerto de Santa Inés, nos hemos plantado en tierras Sorianas. Antes de llegar a Ucero hemos parado el coche en el mirador de La Galiana, desde donde se observa una panorámica perfecta del cañón. Allí nos hemos jalado un bocata, que previamente habíamos adquirido por los cuatro "euracos" que nos han sablado en una mierda de bar de carretera. Después ya hemos llegado a Ucero y allí lo único que hemos hecho ha sido visitar un cercano castillo medieval en ruinas.
Por fin ya hemos partido hacia la entrada del cañón para empezar a hacer la ruta que hace todo el mundo. Esta ruta, en su versión completa recorre todo el cañón de lado a lado, pero la que suele hacer la gente es la de Ucero-Ermita de San Bartolomé, aunque lo más andarines ya llegan hasta el puente de los siete ojos. Nosotros, por supuesto que hemos transitado por la corta. La verdad es que con el calor que hacía no apetecía ir más allá de la ermita.
La ruta está muy bien, transita paralela al río constantemente entre fresnos, chopos y sauces; al final, el lugar donde se encuentra la Ermita es mágico, se trata de una explanada rodeada de vegetación y paredes de roca caliza. Detrás de la ermita hay una gruta que se puede visitar tranquilamente y enfrente hay un extraño agujero excavado en la roca desde donde con un poco de suerte se puede ver a los buitres leonados volar al lado nuestro.


Castillo de Ucero (1) Castiollo de Ucero (2)


Nenúfares Gruta


Ermita vista desde la gruta Vista general de la ermita