domingo, octubre 15, 2017

Embalses de Leurtza

No nos hemos podido ir el puente de Pilar completo pero sí al menos el fin de semana. El plan no era muy ambicioso: simplemente acercarnos a ver los colores otoñales en los embalses de Leurtza, un lugar perfecto para ello debido a los profundos hayedos que los rodean completamente. Además,  también nos casaba muy bien como campamento base para el fin de semana ya que tiene tranquilidad, merenderos, agua potable e incluso baños público, eso sí, estos están cerrados fuera de las horas de guardado. El planteamiento del fin de semana era diferente al de otras ocasiones en las que no paramos de patear lugares, esta vez queríamos tomarnos el viaje de forma más relajada. 

Antes de llegar a los embalses hicimos una pequeña parada para ver la Torre Palacio de Donamaría del S.XV; no entramos a verla, solo por fuera.

Torre Palacio de Donamaría

Los embalses de Leurtza están situados en pleno corazón de Navarra, se llega a ellos gracias a una carretera de montaña que parte desde Santesteban. No sé si todo el año pero a nosotros sí que nos tocó que al llegar te solicitan 3€ por vehículo para poder acceder, en teoría este dinero es para conservación del lugar. Nosotros no madrugamos así que llegamos a media mañana sufriendo los consecuentes problemas para aparcar; tuvimos que dejar el coche orillado en la carretera como pudimos.

Como era pronto para comer estuvimos dando un paseo por el embalse inferior el cual como era de esperar estaba muy bajito de agua, no nos sorprendió viendo lo poco que está lloviendo últimamente. Más nos sorprendería luego más tarde el embalse de arriba cuando vimos que estaba completamente vacío, sin gota de agua. Tras hacer un reconocimiento previo de la zona y hacer hambre montamos un picnic en la orilla del embalse inferior; en los merenderos era imposible coger sitio, había muchísima gente asando.

Tras la comilona nos tocaba hacer una ruta de senderismo por los alrededores de los embalses en la que también aprovechamos para subir al Soratxipi, una montaña centenaria que todavía no conocía. -Ver ruta en Senderioja-

Cuando regresamos de la ruta ya estaba casi anocheciendo así que aprovechamos para cenar en los merenderos de la zona antes de que oscureciera. Ya de noche nos metimos a la furgo a dormir, solo tuvimos de vecinos una furgoneta más.  

Embalse inferior de Leurtza

Embalse superior de Leurtza 

Hayedo en la ruta de senderismo

Parking donde pernoctamos

 Merenderos

A la mañana siguiente volvimos a desayunar en los citados merenderos y ya nos despedimos de los embalses. Eso sí, tuvimos la mala suerte de que justo cuando nos íbamos a las 9,30h llegó el guarda del lugar el cual no nos dijo nada por pernoctar allí pero sí nos cobró los 3€ del día siguiente.

El plan para el Domingo era recorrer la carretera que une Santesteban y Leitza ya que teníamos otra ruta de montaña prevista antes de llegar a Leitza. Antes de ello paramos a ver Zubieta, el pueblo es conocido por el molino de agua; nosotros lo vimos por fuera y luego callejeamos un poco por el pueblo.

 Zubieta

Luego hicimos otra parada en Ezkurra para echar el almuerzo en un bar del pueblo: un par de bocadillos de chistorra buenísimos.

Finalmente ya a media mañana empezamos a hacer la ruta de montaña que nos llevaría a varios picos de la zona. -Ver ruta en Senderioja-

Cima del monte Irakurri

 Pottokas

Como era de esperar acabamos tarde de andar peor aún así tuvimos suerte de que nos dieran de comer en el Area de Servicio de Pagozelai.

No hay comentarios: