lunes, julio 25, 2016

Primer viaje con la furgoneta a Pirineos

Acabamos de volver de nuestro estreno en Pirineos con la furgoneta, esperemos que sea el primero de muchos otros viajes.

Hemos recorrido la zona más oriental de la región de Altos Pirineos de Francia y el sur de Alto Garona. También nos dio tiempo de ver alguna cosa de los valles españoles de Bielsa y de Chistau.

Viernes, día 22
Salimos con prisa por la tarde porque quería llegar a Tella para hacer una pequeña ruta de senderismo antes de que se nos hiciera de noche y aprovechando que ahora los días son largos. Tella es un pueblo muy alto situado en el valle de Bielsa y al que se llega tras desviarse de la carretera principal y hacer unos cuantos kilómetros de carretera de montaña muy estrechuja.

Como era de esperar llegamos a Tella más tarde de lo previsto por lo que se nos hizo de noche cerrada mientras andábamos, gracias a los frontales conseguimos regresar al pueblo.

Hicimos la ruta de las Ermitas de Tella, son apenas 2Km de distancia en los que se conocen hasta tres ermitas de los alrededores. Las tres son gustaron bastante, especialmente la de San Juan y San Pablo. El hecho de hacer la ruta mientras anochecía le dio un punto especial.

Ermita de Juan y Pablo

Ermita de la Virgen de Fajanillas

 Ermita de la Virgen de la Peña

Se nos hizo tan tarde que decidimos no movernos de Tella para pernoctar; pusimos el interior de la furgo en modo mesa, cenamos lo que traíamos de casa, y directos a dormir.

Sábado, día 23
A la mañana siguiente antes de irnos de Tella paramos a ver el dolmen que hay en las inmediaciones del pueblo.

Hoy tocaba hacer una ruta bastante dura, subir a la Punta Suelza un pico del valle de Chistau de casi 3000 metros. -Ver ruta en Senderioja-
Cuando regresamos eran ya las 6,30 de la tarde ya que nos tiramos 7 horas andando y además cuesta llegar al sitio ya que hay que tomar una pista que sale desde Serveto y que aunque está en buenas condiciones no se puede circular rápido por ella.

Ibones de Barleto

Al fondo, la Punta Suelza

 Inmensidad de ganado pastando

Después pasamos a Francia por el túnel de Bielsa. Nos sorprendió lo bonito de los paisajes nada más salir del túnel por el lado francés; me encanta Francia! Al bajar el puerto paramos en las inmediaciones de Aragnouet para ver la Chapelle des Templiers, una capilla muy bonita que está junto a la carretera.

 Chapelle des Templiers

De allí seguimos la carretera hasta Sant Lary donde paramos a cenar una pizza artesana en un pequeño local con mucho trajín. Decidimos no ver el pueblo ya que nos dio la impresión de que es el típico pueblo exclusivamente creado para dar servicios a las numerosas estaciones de esquí de la zona.

Después de llenar la tripa pasamos el Col de Aspin para bajar a pernoctar al lago de Payolle. Por lo que vimos es un lugar muy solicitado por furgoneteros ya que estaba lleno de autocaravanas y furgonetas varias. Ya que es pequeñito antes de que anocheciera dimos un paseo alrededor del bonito embalse. Después, a pesar de la cantidad de sitios nos volvimos un poco locos para buscar lugar donde dormir, queríamos algo alejado del resto de vehículos pero estaba complicado. Tras unas cuantas incidencias varias (mosquitos, mierdas de vaca e incluso pasar con la furgoneta por encima de la mesa y sillas plegables...) buscamos sitio en medio de un gran parking junto al lago.

Lago de Payolle

Parking donde dormimos

Domingo, día 24
Tras asearnos y desayunar junto al lago seguimos camino. Volvimos a pasar el Col de Aspin y paramos en Arreau, el que seguramente sea el pueblo más bonito de la zona. Tengo que reconocer que nos encantó. Tiene unos cuantos edificios y calles muy bonitas, la zona que pega al río es preciosa, vimos muchos pintores pintando en esta zona.

Vistas de Aurreau desde la zona del castillo

 Río Louron

Ayuntamiento

 Casa curiosa

Después de Arreau vimos otro pueblo vecino que nos había gustado al pasar el día anterior: Guchen.

Guchen

 Estatua en honor a los caídos en la I Guerra Mundial

De aquí ya pasamos hacia la región de Alto Garona, para ello cruzamos el Col de Peyragudes, al igual que el Col de Aspin otro puerto precioso y famoso por el Tour de Francia. Nos gustó tanto que paramos a comer un poco más abajo del puerto.

Tras un poco de siesta en la furgoneta seguimos camino, nos fuimos hasta el lago de Oo para hacer una ruta de senderismo hasta dicho lago. Es un lago muy coquetuelo con una cascada al fondo y al por lo que vimos, sube mucha gente -Ver ruta en Senderioja-

Valle de Oo

 Lac de Oo

A última hora nos acercamos hasta Luchon. Allí cenamos la mar de agusto en un restaurante del centro. Tras dar un paseito después de la cena volvimos a la furgo y ya nos pusimos a buscar sitio para dormir. Elegimos una zona tranquila justo antes de llegar al Col de Peyragudes.

 Catedral de Luchon


Lunes día 25
El último día lo habíamos reservado para conocer la Reserva Natural de Neouville. Subimos al parking de Oredon donde la mayor parte de la gente deja el coche e hicimos una ruta por 4 de los lagos de Neouville. Salimos del de Oredon y pasamos por los de Les Laquettes, Aubert y Aumar. Desde este último regresamos al parking por la carretera. -Ver ruta en Senderioja-


Lac d'Aubert

Lac d'Aumar y Pic Neouville

Lac d'Oredon

Les Laquettes

Comimos ya de regreso a casa; ya que nos había gustado tanto paramos junto al tunel de Bielsa y preparamos una ensalada de pasta cocinando la pasta con el camping gas.

2 comentarios:

Consuelo III dijo...

Que bien lo vivís condenados!!!!!!!!!!!!!
kONSU

Javier Diez dijo...

Para un vicio k tenemos, hay k explotarlo