domingo, enero 10, 2016

Las Cinco Villas y la Navarra Media Oriental

El primer viaje del año no se ha hecho esperar demasiado; este año hemos inaugurado la temporada haciendo un viaje al extremo más oriental de Navarra y ya hemos aprovechado para pasar a la provincia de Zaragoza y visitar la comarca de las cinco villas: Tauste, Ejea de los Caballeros, Sádaba, Uncastillo y Sos del Rey Católico; nosotros hemos visitado las tres últimas.

Sábado, día 9
Salimos el sábado a la mañana y nos fuimos directos hasta la localidad Navarra de Torre de Peña, este era nuestro punto inicial para hacer una ruta ligerita de unos 11Km hasta el Despoblado de la Peña, un lugar que fue abandonnado en los años 50 del pasado siglo y que recibe muchas visitas de curiosos por lo llamativo del lugar donde estaba ubicado el pueblo, justo en una ladera inclinada de una enorme peña. Hoy no queda mucho del pueblo, apenas la iglesia y la casa contigua a ella son los únicos edificios que han sido rehabilitados y se mantienen en pie, los demás están muy deteriorados.

Además del pueblo también merece la pena subir por un estrecho sendero que nos lleva hasta el antiguo cementerio. Este lugar tiene una curiosa historia, ya que allí está enterrado el Capitán Walker, un piloto inglés de la Royal Air Force que fue derribado por los Nazis durante la 2ª Guerra Mundial en el sur de Francia, el avión fue perdiendo altura desde allí hasta que se estrelló en las inmediaciones del pueblo. Los propios lugareños de entonces lo enterraron aquí y a día de hoy se puede ver perfectamente su tumba.

Si a alguien le interesa hacer la ruta puede consultar todos los detalles en Senderioja

Ermita en Tore de Peña

Edith con el despoblado al fondo

Entrada al despoblado de la Peña

Tumba del Capitán Walker

De aquí pasamos la muga con Aragón y entramos en la provincia de Zaragoza para ir hasta el cercano Sos del Rey Católico, lugar donde nació Fernando VII de Aragón, el que se casaría con Isabel la Católica.

Estuvimos un buen rato callejeando por este bonito pueblo muy importante en su día por estar cerca de la frontera entre la Corona de Aragón y el Reino de Navarra.

Lugares a destacar en Sos son las estrechas calles de la judería, el Palacio de los Sada donde está la oficina de turismo (la cual nosotros encontramos cerrada), el Ayuntamiento Renacentista o las puertas de entrada a la ciudad, especialmente la de la Reina. Lo más bonito para mi gusto está en la zona más alta del pueblo, allí está la vieja Torre del Homenaje del Castillo (de este no queda más) y la Iglesia de San Esteban, esta iglesia tiene una cripta que por lo visto debe ser bastante interesante pero nosotros también la encontramos cerrada.

Palacio de los Sada

Plaza junto al Ayuntamiento

Torre del Castillo

De Sos marchamos hasta Uncastillo, otro de los pueblos destacados de la zona. Es un pueblo más pequeño que Sos pero que cuenta con bastantes alicientes turísticos, además de las siete iglesias que tiene también destaca el castillo en lo alto del pueblo, las callejuelas de la judería  y el pozo de nieve situado en las afueras. Nosotros al castillo tampoco pudimos entrar ya que estaba cerrado en Enero.

Vistas de Uncastillo desde el Castillo

Iglesia de San Martín de Tours
 
Panorámica de Uncastillo

Esta noche dormimos en unos apartamentos de Uncastillo donde estuvimos muy agusto, lo elegimos porque admitían mascotas y esta vez viajábamos con Fidel.

Domingo, día10
Antes de irnos de la comarca de las Cinco Villas aprovechamos para ver unos unos cuantos lugares más situados en las afueras de Uncastillo.

Primero fuimos hasta el Poblado Romano de los Bañales. Íbamos sin muchas esperanzas pero nos pareció un lugar muy interesante, está muy bien rehabilitado y acondicionado. Particularmente interesantes nos parecieron las termas y lo que queda del viejo acuerducto que se usaba para traer agua al poblado. Para llegar al acueducto hay que andar 10 minutos desde el poblado que es donde se suele dejar el coche.

Una de las zonas del poblado de los Bañales

Termas

Acueducto

Muy cerquita de los Bañales está el Mausoleo de los Atilos, de este solo queda una fachada y además está rodeada por una valla.

Mausoleo de los Atilos

Un poco más allá está Sadaba, aquí paramos exclusivamente a ver el castillo. Este sí lo pillamos abierto para ser visitado pero nos conformamos con verlo por fuera.

 Castillo de Sadaba

Tras una parada técnica en Carcastillo para comer unos pinchos y bocadillos nos desplazamos hasta el Alto de la Caseda para hacer otra ruta de senderismo y tachar un monte centenario de Navarra más, esta vez el San Pedro. La ruta en sí no tiene nada del otro mundo pero ya que pasábamos por aquí me quería quitar este centenario que me pilla tan a desmano. -Ver ruta en Senderioja-

 Cima del monte San Pedro

Lo que nos gustó más fue la Ermita de San Zoilo, se llega a ella bajando del puerto justo antes de llegar a Caseda, se ve fácil ya que está junto a la carretera. Es una ermita de estilo gótico y de considerables dimensiones.

Ermita de San Zoilo (I)

Ermita de San Zoilo (II)

Pasamos de largo Caseda y la última parada del viaje la hicimos en Gallipienzo Viejo, también existe un Gallipienzo nuevo pero creo que este no tiene demasiado interés.

Gallipienzo es un pueblo situado en las laderas de una peña con unas cuestas de infarto. Nos dimos una buena paliza para recorrerlo entero; subimos hasta la iglesia de San Salvador que está en lo más alto del pueblo y también hasta el mirador de aves al cual se llega a través de un bonito sendero desde donde hay muy buenas vistas del río Aragón el cual pasa por el desfiladero que hay junto al pueblo.

Gallipienzo

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Buen Año Javi!!!
Ya veo que habéis empezado donde más os gusta : la naturaleza.
Menuda sorpresa en la Cruz de la cima, no?
Que viejete está Fidel, esas barbas blancas antes no las tenía.
En fin, un abrazo.
Konsu

Javier Diez dijo...

Pues sí, a ver si seguimos bien el año, espero que tu también lo hayas empezado bien.
Fidelín está mayor el hombre, pero bueno, en la montaña sigue tirando como un jovenzuelo.

Un abrazo Konsu!