domingo, mayo 31, 2015

Sierras de Guadrrama y de Gredos

Hemos pasado cinco días conociendo las sierras de Guadarrama y de Gredos, ambas pertenecientes al llamado Sistema Central, la primera situada en el norte de Madrid y la segunda en el sur de Ávila. Como es habitual en nuestras escapadas hemos combinado montaña y naturaleza con turismo cultural.

Martes, día 26
Salimos por la tarde después del trabajo y llegamos a la localidad mandrileña de Manzanares el Real donde teníamos el alojamiento reservado. Elegimos esta localidad por su cercanía a La Pedriza, un lugar que visitaríamos el día siguiente.

Esta tarde solo nos dio tiempo a alojarnos y dar una vuelta por el pueblo, además de la Pedriza el castillo de los Mendoza es su principal atractivo turístico, el cual también dejamos para el día siguiente.

Miércoles, día 27
Tomamos la carretera que sube hasta el Canto Cochino, principal parking desde donde salen las rutas de senderismo hacia la Pedriza. Conviene madrugar para subir hasta aquí ya que el parking se llena muy rápidamente.

La Pedriza es una zona anexa a la Sierra de Guadarrama conocida por las enormes rocas de piedra granítica que la pueblan. Para conocer el lugar hicimos una ruta corta de uno 7Km que nos llevaría en ascenso hasta la zona del Cancho de Los Muertos y luego en descenso hasta la Laguna Verde, una zona de saltos de agua y pozas muy frecuentada por los madrileños.

El Yelmo, una de las famosas formaciones en la Pedriza

La Laguna Verde

Tras la ruta regresamos a Manzanares el Real y entramos a visitar el Castillo de los Mendoza, el cual nos pareció bastante interesante. La entrada cuesta 5€ y la visita libre se hace tanto por dentro como por fuera del castillo.

Castillo de Los Mendoza

La tarde la pasamos conociendo el Monasterio de El Escorial y El Valle de los Caídos, ambos lugares se pueden visitar juntos ya que están muy próximos entre sí.

El Valle de los Caídos es un lugar inmenso lleno de arbolado en el que destaca la Basílica donde están los caídos en el Frente Nacional durante la Guerra Civil Española; en el fondo de la Basílica están las tumbas de Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera. Me llamo mucho la atención la magnificencia del lugar. Encima de la Basílica, en lo alto de un monte, hay una cruz enorme que se ve desde muchos kilómetros a la redonda pero a la que no pudimos subir porque estaba en proceso de restauración. La entrada al lugar para ciudadanos españoles es gratuita.

Basílica del Valle de los Caídos

La visita al Escorial también es gratuita presentando el dni de ciudadano español. Es un complejo enorme que se compone de jardines, mausoleo real, palacio, monasterio, iglesia, biblioteca... y no sé si me dejo algo. A nosotros no nos gustó demasiado; solo salvaríamos el Mausoleo donde están enterrados los reyes y familiares de los Habsburgo y Borbones y también la Biblioteca.

Basílica dentro de El Escorial

Ya cerca del anochecer nos acercamos hasta la Localidad de Los Molinos donde está el Sanatorio abadonado de La Marina, este reportaje lo dejamos para la siguiente entrada del blog donde me centro en exclusivo en esta visita y otra que hicimos a otro hospital abandonado en Navacerrada.

El día lo acabamos llegando echos polvo a Cercedilla, el lugar donde teníamos el hostal, muy próximo a Navacerrada.

Jueves, día 28
Edith tenía la rodilla resentida desde el día anterior así que la dejé descansando en Cercedilla y me subí solo al Puerto de Cotos en la Sierra de Guadarrama para hacer una ruta hasta el Pico Peñalara, el más alto de Madrid, y a sus lagunas glaciares. -Ver ruta en Senderioja-

Camino entre el mar de Argoma

Laguna de los Patos

Peñalara

Regresé a buscar a Edith y nos acercamos hasta Navacerrada para comernos un bocadillo y visitar el hospital de la Barranca; en el siguiente artículo del blog hay información amplíada sobre él.

Por la tarde nos fuimos hasta Madrid capital para ver el espectáculo de Amaluna del Circo del Sol. La carpa estaba instalada en el escenario de la Puertal de Ángel, junto al parque de la Casa de Campo. El año pasado en Andorra vimos por primera vez un espectáculo de El Circo del Sol así que decidimos repetir para esta otra función, estrenada esta vez aquí en Madrid.

Después del espectáculo nos movimos hasta Ávila donde haríamos noche. Después de aparcar cerca de las murallas (dentro es todo zona azul) y dejar los trastos salimos a cenar a una terrazita muy agradable en la plaza del Ayuntamiento.

Viernes, día 29
A pesar de ser capital de provincia, Avila es una ciudad muy pequeña. Eso sí, me pareció que su casco histórico, enteramente encerrado entre las famosas murallas, es muy bonito, la ciudad está declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La visita se puede hacer en una mañana; nosotros vimos sus principales puntos turísticos aunque sin entrar a algunos de ellos. Nos gustaron la Basílica de San Vicente, las Plazas de Adolfo Suarez y de Santa Teresa, el palacio de los Polentinos y como no las Murallas. Se pueden visitar dos tramos de la muralla, uno de 1,7Km y otro el del Alcazar, más pequeño, unos 300 metros.

En las afueras de la ciudad, en la zona oeste, está el mejor lugar para fotografiar la ciudad, el mirador de los cuatro postes, un lugar la que hay que acercarse sí o sí.

Basílica de San Vicente

Murallas

Mirador de los 4 postes

Durante la visita a Ávila enganchamos una tormenta que ya prácticamente no nos abandonó en todo el día. Nos siguió hasta Arenas de San Pedro donde haríamos noche este día.

Con el coche pasamos por el Puerto del Pico, un lugar ya dentro de Gredos que nos pareció muy bonito para fotografiar el entorno de las llamadas cinco villas pero el día estaba muy malo. incluso llegaba a granizar así que decidimos posponer la visita para el día siguiente.

Antes de entrar en Arenas de San Pedro nos fuimos hasta las Grutas del Águila, unas cuevas muy famosas y que destacan por su multitud de formaciones. Es curiosa la historia de como fueron descubiertas, las descubrieron hace apenas 50 años unos chavales de 14 y 16 años hijos de pastores de la zona y que se colaron dentro al ver que salía humedad de un hueco. Después estuvieron trabajando como guías de las cuevas hasta su jubilación.
La visita son 7,50€ y se hace de forma guiada gracias a un recorrido de un kilómetro y unos 40 minutos de duración.

La mazorca, una de las formaciones más famosas de las grutas del Águila

Arenas de San Pedro es uno de los pueblos más visitados de toda la provincia de Ávila pero a nosotros no nos gustó, no le vimos nada interesante. De todas formas allí nos pilló el apogeo de la tormenta y apenas pudimos hacer nada aparte de estar descansando en el hostal.

Castillo de la Triste Condesa en Arenas de San Pedro

Sábado, día 30
Por la mañana seguimos el curso del río Tietar, el cual discurre por el sur de Gredos, hasta llegar al Castro de el Raso. Se trata de un asentamiento Celta ocupado por Vettones desde el S. III A.C. hasta el S. I. A.C. Nos defraudó un poco, por ejemplo nos pareciron mucho más interesantes los que habíamos visto en Galicia.

Castro de El Raso (I)

Castro de El Raso (I)

Desde allí hicimos un paseíllo de unos 8Km en total para ver también unas pinturas rupestres y unas chozas de pastores. Tampoco nos gustó demasiado este entorno.

Al regresar paramos a compar unos bocadillos en Candeleda, otro de los pueblos famosos de esta zona, ya lindante con el valle de la Vera de Extremadura.

Casa de las Flores en Candeleda

Los bocadillos nos los comimos en lo alto del Puerto del Pico, hoy ya con un sol radiante.

 Otro homenaje a los caídos en el Frente Nacional en la Guerra Civil

Pico Torozo

Tras pasar el Puerto del Pico nos internamos en el valle del Tormes, este discurre por la zona norte de Gredos. Aparcamos en Navarredonda de Gredos donde teníamos alojamiento en el Hostal Almanzor, un lugar que recomendamos para alojarse.

Desde allí nos acercamos a dos zonas de baño en el entorno del Tormes bastante popualres, sobretodo en verano: Las Chorreras y Valdeascas. Nosotros a la primera fuimos andando aunque a ambas se puede llegar con coche, a Valdeascas al final hay que andar 10 minutos.

Las Chorreras

Valdeascas

Domingo, día 31
El último día subimos con el coche hasta la Plataforma de Gredos, el punto desde donde casi todo el mundo accede a la Sierra de Gredos. Desde allí hicimos la ruta clásica que va hasta el Circo Glaciar donde está la Laguan Grande y el Refugio Elola punto desde donde se abordan las ascensiones al pico Almanzor, el más alto de todo Gredos. -Ver ruta en Senderioja-

Circo de Gredos

Laguna Grande

Cabras típicas de la zona

domingo, mayo 03, 2015

El condado de Treviño

El Condado de Treviño es un trozo de Burgos enclavado en plena provincia de Álava; esto se debe a viejas disputas entre los Reinos de Navarra y Castilla que en su día hiceron que este territorio quedara fuera de los fueros alaveses.

Se trata de un pequeño territorio de 11Km de norte a sur y 29Km de este a oeste completamente rodeado por tierras alavesas por lo que el día de hoy ha dado suficiente para conocerlo o al menos sus puntos más relevantes.

Empezamos el día haciendo un ruta senderista a las cimas del pico Askorri y la Peña Arrate pasando por el pueblo "encantado" de Ochate. Se trata de un ruta cómoda de apenas 10Km y poco desnivel. -Ver ruta en Senderioja-

Ochate es un pueblo abandonado que durante las décadas de los 80 y 90 atrajo a mucha gente curiosa de conocer el lugar del que se decía en aquella época que estaba embrujado, que se habían visto figuras misteriosas e incluso ovnis... Hoy apenas quedan de él las ruinas de un par de casas y la torre de la iglesia la cual sí que se mantiene en pie y en bastante buen estado. Un poco más arriba del pueblo está la ermita de Borgondo en la cual se dice que se aparecía un siniestra y oscura figura. Por los alrededores del lugar también se pueden ver restos de fogatas y graffitis echos por los jovenzuelos que suelen venir aquí a hacer psicofononías.

Pintadas en la ermita de Borgondo

Torre de la Iglesia de Ochate

Tras la ruta paramos a ver la Iglesia Románica de San Vicentejo, el mejor ejemplar de las numerosas ermitas que hay de este tipo repartidas por todo el territorio.

Ermita de la Purísima Concepción en San Vicentejo

Después nos fuimos con el coche a buscar un lugar adecuado para comernos los bocadillos que traíamos preparados de casa; probamos en Treviño, la capital del Condado pero no vimos ningún lugar que nos convenciera así que acabamos en el pequeño pueblo de Torre, comimos junto a la iglesia del pueblo, un bonito lugar.

Iglesia de Torre

Para la siguiente visita nos salimos ligeramente de Treviño para llegar a Markínez, un bonito pueblo alavés donde hicimos otra pequeña ruta de senderismo de 6Km para ver unas cuantas cuevas artificiales que hay en los alrededores del pueblo y subir a la cima del monte Espinal donde está la Ermita de Beolarra.

 Zona de cereal y al fondo una de las cuevas artificiales

Vistas desde otra de las cuevas artificiales

Regresando por la pista que baja desde el monte Espinal

Llegando a Markinez

Regresamos al Condado de Treviño para hacer la última visita del día en Laño, un pueblo también famoso por las numerosas cuevas artificiales que hay próximas a él. Están divididas en dos sectores: las Gobas, con un total de 13 grutas y Santorkaria, con 18.

Estas cuevas fueron excavadas por el hombre sobre el S.IV como eremitorios aunque en los siglos posteriores fueron remodeladas para albergar viviendas de una aldea campesina. Las más grandes se usaban como iglesias y las más altas a las que no se puede acceder sin escaleras, como almacenes.
En el S. IX dejó de vivir gente aquí y se empezaron a usar como necrópolis.

Las dos zonas de las Gobas y Santorkaria están justo enfrente la una de la otra así que dejamos el coche en la carretera que se dirige al pueblo y que divide ambos sectores y nos dimos unos sencillos paseos para llegar a ambos lugares. Hay abundantes carteles indicadores que las señalan.

Interior de una de las cuevas más grandes en el sector de las Gobas

Las Gobas

Cuevas de Santorkaria