domingo, marzo 16, 2014

Tachando montes centenarios en Guipuzcoa

Este fin de semana lo he pasado en soledad en la zona del Bajo Deba intentando tachar el máximo número de montes centenarios que me quedan para acabar el listado de Guipuzcoa. En total son 112 y con los que he conseguido este fin de semana todavía me faltan 69 así que me tocará volver unas cuantas veces más.

El sábado me tocaba hacer una ruta desde Mendaro para subir las cimas del Otarre, Gaintxipia y Garaluz, tres montes centenarios pertenecientes al Macizo de Izarraitz. Como casi todo el territorio de Guipuzkoa, esta es una zona muy verde y plagada de caseríos por todos los lugares. Tuve un día bastante nublado pero con una temperatura muy agradable para andar. En total casi 17Km y 1000 metros de desnivel acumulado. -Ver ruta en Senderioja-


Niebla en el ambiente

Caserío Lizarrola


Otro caserío

Regresando a Mendaro

Tras la caminata comí en Mendaro gracias a unos tappers que me traje de casa. Después de me dí una tranquila vuelta por el pueblo.

Para pasar la noche tenía reservada una pensión en Deba pero como todavía era pronto decidí acercarme a conocer Getaria, un pueblo de la costa Guipuzcoana que todavía no había visitado.

Getaria me gustó mucho. Primero me acerqué a ver el gran monumento que hay dedicado a Juan Sebastián Elcano, hijo de la villa y participante de la primera expedición en dar la vuelta al mundo quedando al frente de esta tras al muerte de Magallanes.

Desde allí atravesé la parte vieja del pueblo para llegar hasta la Iglesia de San Salvador. Dentro de ella me sorprendió el suelo inclinado que tiene. Desde allí me di otra vuelta por el puerto y la zona costera, allí destaca el llamado ratón de Getaria, un pequeño islote que sobresale hacia el mar cantábrico y que está unido al pueblo mediante una pequeña franja de tierra.

Ya casi anocheciendo regresé a Deba para dar otra vuelta por el pueblo, este sí lo conocía, antes de meterme en la pensión.


Monumento dedicado a Elcano

Vista de Getaria
Iglesia de San Salvador

El Domingo salió mejor tiempo que el sábado, pude disfrutar de cielos azules y de un día con mucha visibilidad. A primera hora de la mañana me acerqué hasta Itziar, un pequeño pueblo situado a 6Km de Deba, para hacer otro recorrido. Esta vez subí a las cimas del Andutz y el Saltsamendi, de ellos solo el primro es puntuable para el concurso de centenarios. Fue una ruta rápida, en un par de horas recorrí los 7,35Km con 400 metros de desnivel. También aproveché para acercarme a ver la iglesia del pueblo donde hay una talla del S.XII la Virgen de Itziar, muy venerada por los pescadores de esta zona. -Ver ruta en Senderioja-


Vista de Itziar desde las alturas

Forma piramidal del monte Saltsamendi

A mediodía llegué a Eibar, allí tomé la carretera que me llevaría hasta el Santuario de Arrate. Aquí ya estuve no hace mucho tiempo con Edith pero no vimos nada porque tuvimos un día de mucha niebla, todo lo contrario que hoy.
 Santuario de Arrate, Eibar
Me trasladé hasta aquí como punto de partida del recorrido que me llevaría hasta las cimas de los montes Arrikurutz, Garagoiti, Kalamua y finalmente, Urko, el más destacado de todos ellos.

Antes de empezar la caminata me comí un bocata en un restaurante del entorno de la ermita. Había muchísima gente en toda esta zona, también luego en el recorrido; se notaba que era Domingo y que el día estaba muy bueno.

Los datos del recorrido fueron 12,83Km y 666m de desnivel salvado. -Ver ruta en Senderioja-. De regreso al coche y muy satisfecho por los lugares tan bonitos que contemplé, regresé a Logroño.


Bonito sendero flanqueado por pinos

Vista de Eibar desde la cima del Urko

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La próxima vez te tienes que llevar a Edith y comeros un buen pescadito a la brasa con un chacolí.
Allí sabe a gloria todo esto.
Konsu.

Javier Diez dijo...

Lo tendré en cuenta para la próxima vez!

Gracias Consu. Espero que te vaya todo bien.