domingo, septiembre 18, 2011

Unos días en Asturias

Nuestra idea inicial para esta semana era habernos ido a Galicia pero por motivos laborales tuvimos que hacer un cambio de planes. Al final nos fuimos 4 días a Asturias y aunque nos ha hecho bastante mal tiempo las vacaciones han sido bastante completas: paseos por la costa, descenso del sella y como no, montaña.

Jueves, día 15
El día lo dedicamos a conocer unos cuantos lugares recónditos de la costa asturiana. Entramos en Asturias por la A-8, la autovía del Cantábrico, e hicimos la primera parada en Buelna. Allí fuimos caminando hasta el complejo kárstico del Cobijeru. Un lugar poco conocido pero muy bonito. En esta zona el mar ha erosionado la roca caliza para acabar creando unas formas increíbles.


Cobijeru (I)

Cobijeru (II)

La siguiente parada la hicimos en Puertas de Vidiago, allí fuimos a conocer otro fenómeno curioso producido por el mar, los bufones de las Arenillas. Los bufones son huecos en la roca por la que el agua del mar entra produciendo un ruido ensordecedor y cuando la mar está furiosa incluso llega a escupir chorros de agua hacia el exterior. Nosotros no elegimos un día con mala mar y no pudimos disfrutar del espectáculo.




Bufones de las Arenillas

Camino a los bufones


La última parada del día la hicimos en las inmediaciones del pueblo de Naves. Dejamos el coche al norte del pueblo y dimos un paseo para conocer la Playa de Gulpiyuri. Se trata de una playa muy curiosa ya que se trata de una playa de interior, el mar se filtra por debajo de la tierra y forma una curiosa playa a medio camino entre una playa y un pequeño lago.

Tras la visita a este curioso lugar intentamos llegar andando hasta la Playa de Cuevas del Mar pero nos liamos un poco con el camino y tras un agradable paseo por la costa regresamos al coche para acabar iendo con el vehículo hasta la Playa de Cuevas del Mar. No tuvimos suerte de pillarla con marea baja que es cuando mas espectacualr resulta el lugar, pero aún así no cabe duda de que se trata de otro sitio espectacular.



Playa de Gulpiyuri

Playa de Cuevas del Mar


Ya prácticamente de noche seguimos avanzando con el coche ya hacia el interior, concretamente hacia Cangas de Onís, el lugar que elegimos para pernoctar las 3 noches que nos quedaban por delante.

Viernes, día 16
Este día es el único en el que las previsiones meteorológicas daban buen tiempo así que decidimos hacer la Ruta del Cares. Yo ya había intentado hacer esta ruta con los amigos hace unos cuantos años y no pudimos hacerla por la cantidad de gente que había tenido la misma idea que nosotros. Había tantos coches mal aparcados en la carretera que aquel día la Guardia Civil acabó por no dejar pasar más coches.

Esta vez eran mejores fechas, menas atetadas de turistas, y por fin he podido realizar esta famosa ruta, sin duda el más famoso de todos los recorridos senderistas que hay en Picos de Europa. Se trata de un sendero precioso que avanza por la llamada "Garganta Divina" del río Cares uniendo los pueblos de Poncebos (Asturias) y Caín (León). El sendero está enclavado en el corazón de Picos de Europa y consta de una distancia de 24Km entre ida y vuelta. No es demasiado duro para alguien acostumbrado a andar pero no cabe duda que no es apto para todos públicos. -Consultar ruta del Cares en Senderioja.es-



Ruta del Cares (I)

Ruta del Cares (II)

Ruta del Cares (III)

Ruta del Cares (IV)


Después de la caminata acabamos bastante cansados, más de lo que pensábamos que íbamos a estar pero aún así aprovechamos la tarde para conocer el cercano pueblo de Arenas de Cabrales. Además de dar una vuelta por el pueblo entramos a visitar el Museo del Queso de Cabrales.


Sábado, día 17
El sábado se cumplieron las previsiones y amanecimos con un día bastante malo, aún sí no nos desanimamos y nos acercamos a la Escuela Asturiana de Piraguismo, situada en Arriondas, muy cerquita de Cangas. Allí teníamos reservado por Internet (sale 5€ más barato) un kayak doble para realizar el descenso del Sella.

Nos pusimos el neopreno y directos para el agua, yo volví a demostrar lo mal que se me da el remo, menos mal que Edith se apaña bastante bien. Entre risas, un montón de encallamientos que nos hicieron bajar del kayak para empujarlo y unos cuantos golpes contra las rocas de la orilla llegamos al Puente de Toraño. Allí decidimos que ya era suficiente por hoy, cumplimos 7Km de los 14 que hay hasta Ribadesella.

Ya por la tarde y a pesar del mal tiempo nos acercamos otra vez hasta Poncebos, esta vez para subir hasta Bulnes por la Canal del Tejo. Hasta que se construyó el funicular en el año 2001 esta ha sido la única forma de llegar hasta la mítica villa de Bulnes. -Consultar ruta Poncebos-Bulnes en Senderioja.es-



Poncebos - Bulnes (I)

Poncebos - Bulnes (II)
Poncebos - Bulnes (III)

Poncebos - Bulnes (IV)

Domingo día 18
En nuestro último día tampoco tuvimos suerte con el tiempo. Amaneció bastante nuboso aunque sin llover así que seguimos adelante con nuestro plan para este día: realizar la ruta hasta el Mirador de Ordiales, un fantástico mirador situado en un punto privilejiado del macizo occidental de Picos de Europa. La ruta y el mirador deben ser espectaculares pero debido a la niebla que nos engullió durante toda la mañana apenas pudimos ver nada. ¡Otro sitio al que habrá que volver!


Ruta del Mirador de Ordiales (I)




2 comentarios:

Antu77 dijo...

Me gusta tu blog, práctico y sencillo. He tomado nota para mi próxima visita a Asturias y Cantabria este mes de mayo. Y si quieres saber algo de Menorca, puedes visitar mi blog. Un abrazo.
http://enmenorca.wordpress.com

Javier Diez dijo...

Me alegro de que te pueda ser útil para preparar tu viaje.
Tendré en cuenta tu blog cuando vayamos a Menorca, algún día caerá.
Otro abrazo para ti.