domingo, abril 12, 2009

Navarra: Zona media

Hoy hemos pasado el día viendo dos de los pueblos más interesantes de la zona intermedia de Navarra: Puente La Reina y Estella. También nos ha dado tiempo a visitar unas cuantos lugares turísticos cercanos a ellos.

A primera hora de la mañana hemos llegado a
Puente La Reina. Allí hemos recorrido el pueblo siguiendo el trayecto inverso al que hacen los peregrinos que hacen el Camino de Santiago.
Hemos entrado en el pueblo cruzando el río Arga por el famoso puente románico para después seguir una línea recta que nos lleva por el trazado de la
calle Mayor al principio y la calle del Crucifijo al final.


Puente románico sobre el Arga (I)
Puente románico sobre el Arga (II)

Después nos hemos acercado a las Ruinas romanas del poblado de Andelos, situadas un poco más adelante de Mendigorría, a escasos 10 kilómetros de Puente La Reina.
Junto a las ruinas hay un centro de interpretación con visitas gratuitas guiadas al poblado. Además del antiguo poblado romano se conserva parte del avanzado sistema hidráulico que avastecía de agua al pueblo. El depósito de agua está a menos de un kilómetro del poblado, la presa está situada a unos 3km, nosotros nos acercamos a verla en coche.


Ruinas del antiguo poblado de Andelos

Nuestra siguiente parada fue otro pueblo cercano a Puente La Reina: Artajona, pueblo famoso por el llamado "Cerco de Artajona". Antes de entrar al cerco, nos acercamos a ver el Dolmen del portillo de Eneriz. Se llega a él cogiendo un camino que sale desde detrás del cementerio, se encuentra tan sólo a unos 3Km, pero a aquí también nos acercamos en vehículo, andábamos un poco vaguetes hoy. Cercano a él, a tan sólo 800 metros se encuentra el dolmen de la mina, pero este no lo vimos.

El Cerco de Artajona es una fortificación medieval situada sobre un cerro encima del pueblo y que se conserva en bastantes buenas condiciones, se pueden contemplar su muralla y los 9 torreones almenados que la flanquean. Dentro del Cerco nos dimos una vuelta por sus calles de piedra y entramos a ver la Iglesia de San Saturnino, una iglesia bastante original y que ha sido reformada recientemente. Se nos hizo extraño ver las paredes de yeso pintadas con líneas de pintura negra que simulan un efecto de ladrillo o de roca.

Exterior del Cerco de Artajona
Inerior de la Iglesia de San Saturnino

Cuando acábamos de visitar el Cerco de Artajona entramos a un bar del pueblo a comernos cada uno un bocata extra-grande de casi barra entera de pan.

Tras saciar el hambre nos fuimos a ver la Ermita de Sta Mª de Eunate, una enigmática ermita situada en un llano entre Puente La Reina y Eneriz, dentro del término municipal de Muruzabal y por la que discurre el Camino de Santiago.
Estamos ante una ermita románica de planta octogonal que no deja indiferente al visitante, al entrar en ella enseguida notaremos un cierto halo de misterio y magnetismo.

Claustro que rodea a la ermita
Vista exterior

El resto de la tarde decidimos dedicarlo a ver el otro gran pueblo de la zona media de Navarra: Estella (Lizarra en Euskera). Se trata de un pueblo plagado de edificios religiosos y con muchos monumentos históricos, hay gente que conoce a la ciudad como la "Toledo del norte".

Nada más llegar nos dimos un paseo por la zona verde que pega a la ribera del río Ega y que es conocida como "Los Llanos". Tras el paseo por el parque nos subimos hasta la Basílica de Sta Mª del Puy desde donde hay unas vistas buenas de todo el pueblo.
Al bajar de la basílica nos dedicamos a recorrer los monumentos e iglesias que pueblan el casco histórico de la villa:
Plaza de los Fueros, Iglesia de San Miguel, el Puente romano, la Iglesia del Santo Sepulcro, el Palacio de los reyes de Navarra y la Iglesia de San Pedro, que actualmente se encuentra en proceso de remodelación y llena de andamios, una pena.

Río Ega
Puente romano

Aún nos dió tiempo a ver el Monasterio de Iranzu, uno de los dos monasterio que además del de Irache se encuentran muy próximos a Estella. Este de Iranzu se alcanza viajando hasta Abárzuza y después cogiendo una vieja carretera que acaba en el propio monasterio, el cual está situado en un entorno privilejiado, oculto en el valle de Yerri y rodeado completamente de montañas.

Se trata de una Abadía Cisterciense construída entre los siglos XII y XIV y en el que actualmente habitan los padres teatianos. Hay que pagar 2,5€ al entrar pero sólo por ver su estupendo claustro gótico ya merece la pena pagar la entrada.

Monasterio de Iranzu
Exquisito claustro gótico

Este ha sido un viaje muy provechoso y en el que en un único día hemos visitado muchos lugares interesantes.

No hay comentarios: