sábado, enero 27, 2007

La nevada del siglo

Llevamos una semana en medio de una tremenda borrasca que por fin ha traído el invierno a España y que ha dejado copiosas nevadas por todo el extremo norte de la península. Ni que decir tiene que aquí en Logroño han caído 4 copos contados.
Lo raro es que cuando empezó el temporal era 22 de enero, y hasta entonces no ha echo frío ni la nieve se ha asomado a ningún sitio. Aquí en La rioja ni siquiera había nieve la semana pasada en el San Lorenzo, en los Pirineos hasta las estaciones de esquí estaban cerradas. Señores, el cambio climático tan temido por unos y tan obviado por otros ya está aquí.
Como aquí en Logroño no cae nieve ni para atrás pues hemos decidido ir nosotros a buscarla, nos hemos ido al
Puerto de Herrera. Allí hemos comprobado la magnitud de las nevadas de los últimos días.

Pino cargado de nieve

Hemos aparcado el coche en la cima del puerto y nos hemos dirigido directos hacia la cima del San León para poder tener la mejor panorámica posible de la nevada. El camino transcurría entre mucha nieve pero como estaba muy pisado no había problemas, así hasta que hemos llegado a un punto donde desaparecían las huellas, ahí nos hemos acojonado y nos hemos vuelto hacia atrás, esta cima queda pendiente para un mejor día.



Nieve por todos los sitios
Aparcamiento improvisado

Luego nos hemos acercado a pata hasta un lugar llamado el Balcón de La Rioja, se trata de un mirador desde donde hay unas vistas magníficas de todo el valle del Ebro a su paso por La Rioja.


El San León al fondo desde el Balcón de La Rioja

Ha sido una gran idea venir aquí, nos hemos tirado los típicos bolazos, nos hemos tumbarrateado entre la nieve y sobretodo hemos podido comprobar con nuestros ojos lo bonita que se queda la naturaleza tras una buena nevada. Por supuesto que no hemos sido los únicos en tenerla idea de venir hasta Herrera, la cumbre del puerto estaba llena de vehículos, sobretodo de familias que han venido con los niños para que se tiren con improvisados trineos. Pero más que todos nosotros estoy seguro que el que mejor se lo ha pasado hoy ha sido Fidel, no ha parado de meterse entre la nieve y de saltar por ella como un conejo.


Fidel gozando